Demasiado chica para ser asesina - Mendoza Post
Domingo 22 Feb 2015Domingo, 22/02/15 atrás
porMauro Szeta
Periodista-Policiales

 Karen, 16 años, acusada de asesinar a María Fernanda Chicco (foto nota), de 18. El lugar: Ceres, un pueblo del norte santafesino, de 18 mil habitantes.

 Sorprende todo. La planificación del homicidio. La mecánica del crimen. La frialdad de la acusada. Basta con contar que a 48 horas del asesinato, la sospechosa, fue como si nada a un cumpleaños juvenil y se sacó fotos que emanaban alegría.

 La historia es digna de una obsesión ilimitada.

Karen y María Fernanda competían por el mismo hombre: Rodrigo, de 25 años. Renglón aparte para decir que Rodrigo salió con cada una de las jóvenes cuando eran menores de edad. Si hubo sexo, hubo delito.

Según la imputación judicial, en la actualidad, Rodrigo salía con Karen, pero la menor sospechaba que su novio sostenía una relación con María Fernanda, e incluso, en el pueblo se llegó a decir que la víctima cursaba un embarazo de tres meses de su relación con él. ¿La relación seguía clandestina?

Conmoción en Ceres.

 Así las cosas, Karen, trazó una competencia insoportable con María Fernanda, y la copió en todo.

 Casi en la misma época, María Fernada se puso braquets, y Karen la imitó. Casi en la misma época, María Fernanda se alisó el pelo, y Karen la copió.

 Basta con ver el perfil de facebook de ambas. Cada foto que María Fernanda posteaba, Karen se tomaba el mismo tipo de foto, con la misma pose, y la posteaba igual.

Hubo dos amenazas previas que María Fernanda sufrió pero prefirió no contar. Tres semanas atrás, Karen atacó a María Fernanda en un boliche, y el viernes de la semana pasada, directamente la cruzó y la atacó desde una moto. María Fernanda no dijo nada para no preocupar a sus padres. Eso le quitó su única chance de salvarse.

Con la frialdad de un psicópata adulto, Karen armó la trampa. Usó el celular de Rodrigo y la citó a María Fernanda, haciéndose pasar por él. Todo el contacto fue sólo por mensaje de texto.

 A ese encuentro fue María Fernanda tal vez pensando que podía reconquistar a Rodrigo.

Según la fiscalía, Karen atacó a María Fernanda a traición, por la espalda. Le aplicó cortes con una tijera y luego se aseguró el resultado muerte estrangulándola con un alambre.

Joven acusada de matar a la ex de su novio subió esta foto.

María Fernanda estuvo desaparecida dos días. En esa búsqueda desesperada, sus padres se cruzaron con Karen, y conocedores de la rivalidad extrema, la interrogaron. Ella, con sus 16 años a cuestas, puso cara de nada y dijo no saber nada de María Fernanda.

En el camino, Rodrigo terminó contándoles a los padres de la víctima, de la pelea del viernes anterior. También admitió que durante unas horas su celular le había faltado.

Todo encaminaba a Karen. Ella seguía negando todo. Un video la terminó delatando. La imagen la ubica yéndose de la escena del crimen.

 Es más, tras el homicidio, subió a Facebook mensajes que se parecían a las típicas demostraciones de orgullo del psicópata que se siente ganador porque eliminó a su competidor y ya está en condiciones de gozar.

Ante la jueza, Karen se negó a declarar. Quedó alojada en la alcaidía de menores. Por su edad, pueden someterla a proceso penal y condenarla a penas que casi nunca superan la mitad de años que se aplicaría a un adulto en un caso similar.

La pregunta que queda flotando es: ¿sirve de algo la cárcel para esta menor? Está claro que castigo tiene que existir, y que Karen, si se confirma que es la asesina, debe hacerse responsable de lo que le imputan haber hecho.

 También es cierto que el encierro sin tratamiento, empeora a los presos. No sirve de nada.

Karen, 16 años, demasiado chica para ser asesina. La noticia espanta, duele. Es imposible digerirla.