La "guerra" entre la Policía y el fútbol mendocino sigue al rojo vivo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 8 Feb 2017

La "guerra" entre el Ministerio de Seguridad y el fútbol mendocino sumó un nuevo capítulo.

La exagerada cantidad de efectivos policiales que solicitó la cartera gubernamental para darle cobertura al clásico entre Independiente Rivadavia y Gimnasia, previsto para el próximo domingo, desató una vez más la polémica.

Los 700 policías solicitados implican para los clubes un costo de apróximadamente 350 mil pesos y por eso el partido está por el momento suspendido.

El comisario Roberto Bradán, encargado de los operativos policiales, dio un testimonio en el programa Ovación de Radio Nihuil sin aportar demasiada claridad al conflicto.

Los clubes pagan la cobertura policial. Los costos son elevados.

Los clubes acuden a amistosos veraniegos para mantenerse en competencia pero también para afrontar los problemas económicos que genera el parate actual del fútbol argentino.

"Ponemos ese costo a los clubes que organizan este tipo de eventos porque no le podemos quitar policías al resto de los mendocinos a fin de desplazarlos al estadio", mencionó. O sea que el número de efectivos es un mero protocolo para que los clubes se nieguen y por ende los eventos no se puedan realizar.

Además confesó que "si pudiéramos decirles a los clubes que hicieran estos partidos con seguridad privada para nosotros sería mejor", y repitió que "no podemos concentrar tantos policías para un evento así, por eso tenemos que cobrar lo que cobramos".

Seguridad define la cantidad de efectivos necesarios. Los clubes nunca están de acuerdo. Además terminan yendo menos policías de los que se pagan.

Por último dio detalles de la logística que requiere un partido de la magnitud de la Lepra contra el Lobo: "Con los hinchas de Godoy Cruz no tenemos problemas porque ellos se concentran en la plaza departamental y de allí salen todos los colectivos. En cambio los de Independiente llegan dispersados de todos lados por eso los encapsulamientos son más complicados".

El Ministerio de Seguridad hace rato que viene poniéndole trabas a los clubes mendocinos a la hora de tratar los detalles de la cobertura de los eventos. Y el inicio del 2017 no sólo fue la excepción, sino que vino recargado.