Exgobernadora fueguina y sus hijas fueron atacadas a tiros en Santa Fe - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 7 Feb 2017

 La ex gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos denunció que una de sus dos hijas, de 27 años, resultó herida cuando ella y ambas jóvenes fueron atacadas a tiros mientras se encontraban perdidas en una ruta de tierra próxima a la localidad santafesina de Pérez.

El hecho, según publicó la dirigente política en su página de Facebook, ocurrió el pasado sábado y aseguró que la Policía no respondió a sus llamados al 911 hasta una hora más tarde, a la vez que la comisaría de Pérez, adonde logró comunicarse tras numerosos intentos, se desentendió y le pidió que llamara a otra dependencia policial.

Finalmente, las tres fueron asistidas por el padre de sus hijas y otro familiar, que lograron ubicarlas en una zona rural a unos 15 kilómetros al sudoeste de Rosario.

"Estábamos paralizadas", admitió Ríos

Ríos, quien gobernó Tierra del Fuego hasta hace algo más de un año, pero es rosarina, relató que se encontraba en Santa Fe para acompañar a sus hijas, cuya abuela murió días pasados, y juntas fueron el sábado al Cementerio El Prado, de Pérez.

Al salir de allí, "no sabíamos qué ruta tomar para llegar al lugar donde debíamos ir, entonces usamos el Gps del teléfono, que nos condujo a una ruta rural", relató, pero aunque decidieron retornar llovía en forma intensa y "el auto se atascó".

"Intentamos sacarlo y cuando estábamos empujándolo, sentimos un disparo, luego otro. Mi hija mayor lanzó un grito y dijo, me lastimaron la pierna", aseguró.

"Estábamos paralizadas. Vimos la herida y efectivamente, un proyectil había rozado la pierna de mi hija, no le produjo nada más que un rasguño, pero la situación era angustiante", remarcó.

Ríos intentó llamar "desesperadamente al 911", pero "nunca" le respondieron 

En ese marco, sin saber quiénes habían disparado, intentó llamar "desesperadamente al 911", pero "nunca" le respondieron, se quejó.

"Ante la desesperación intenté con los números de la comisaría de Pérez que figuran en el Directorio telefónico, 40 minutos después, mientras seguía lloviendo, me contestan en una comisaría, le describo dónde me encuentro y lo que había sucedido y me responden que 'eso' quedaba lejos, que tenía que llamar a la sub 18 o que llamara al 911", sostuvo.

Al mismo tiempo avisaron a sus allegados, dijo, y agregó: "Finalmente llegaron el padre de mis hijas y un familiar, conseguimos sacar el auto y nos fuimos".

Luego "casi una hora después del primer llamado, se comunicaron del 911, le habían notificado de la comisaría" de Pérez.

Ante esta situación, Ríos admitió que "son irreproducibles el tono y los términos" de su respuesta a los policías. "Casi para denunciarme, les dije barbaridades. Tuvimos miedo", reconoció.