La fundación Ideal habla de reactivación en la construcción en Mendoza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 5 Feb 2017

El 2016 fue un año duro para la actividad de la construcción en Mendoza, ya que cerró con una contracción de 12% con respecto al elevado dinamismo de 2015.

Sin embargo, también se destaca la variabilidad que sufrió el sector, ya que arrancó el año cayendo 13% interanual en el primer trimestre, se derrumbó 25% en el segundo y recién a partir de la segunda mitad del año comenzó a mostrar un mejor desempeño. En el tercer trimestre el sector se recuperó con respecto al segundo, aunque ello no fue suficiente para superar la actividad del mismo período de 2015. 

Finalmente, en el cuarto trimestre de 2016, el sector experimentó un nuevo incremento con respecto al trimestre previo (6%) y el mismo alcanzó para equiparar los niveles de actividad que se observaban en los últimos tres meses de 2015. 

Macri prometió que este año va a ser "el año de la obra pública".

La influencia del empleo

Por su parte, el empleo privado registrado en el sector de la construcción acompañó la dinámica de la actividad durante el año. En 2017 arrancó con importantes pérdidas (llegó a caer 19% interanual en junio, lo cual equivale a 2.700 puestos perdidos), aunque a medida que se reactivaba la actividad, también lo hizo el empleo. 

En noviembre de 2016 (último dato disponible), el número de puestos "en blanco" seguía 3% por debajo del de 2015 (-400 puestos), lo cual significa un crecimiento de 11% con respecto a los mínimos que se alcanzaron a mediados de 2016. 

Las causas de la crisis en el sector

Según un informe de la Fundación Ideal, este derrumbe en la actividad se debe a la parálisis de la obra pública nivel municipal, provincial y nacional.

Los municipios arreglan calles "tímidamente".

Las erogaciones en trabajos públicos de la Administración Provincial cayeron 33% durante 2016, en términos nominales, lo cual implica una mayor caída en términos reales, si se elimina el efecto de una inflación promedio de 39% a lo largo del año. Por su parte, los municipios mendocinos, hasta la primera mitad de 2016 habían reducido este tipo de gastos 55%.

"Este año va a ser mi prioridad (la obra pública) y va a explotar”, aseguró hace unos días el Ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio. 

Desde el lado de las obras privadas, se pueden diferenciar dos casos: la construcción relacionada con las casas de familia estuvo muy perjudicada por la disminución del poder adquisitivo de los salarios y la caída del empleo (la masa salarial total de la provincia cayó 8% en los primeros nueve meses de 2016), al tiempo que disminuyó la disponibilidad de préstamos hipotecarios (19% a nivel nacional). 

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Las señales de la reactivación

Para Ideal, entre las variables que podrían explicar la recuperación en la actividad de la construcción al finalizar el año se encuentran la reactivación de la obra pública nacional y provincial, con respecto al letargo de los primeros trimestres del año, así como también la mejoría del poder adquisitivo a partir de la reducción de los niveles de inflación (mientras que en el primer semestre la inflación mensual promedio fue 3,9%, en la segunda mitad del año la media fue 1,2%). 

Además, aumentó fuertemente el consumo de asfalto a nivel nacional (23% interanual en los meses de octubre y noviembre), dato que se utiliza como indicador de inversión en infraestructura vial. 

Todos estos factores influyen para ver expectativas positivas en un reactivación de la construcción para este año.