A la UIA le preocupa que en paritarias se negocie "en términos de 30%" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 5 Feb 2017

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, rechazó las acusaciones de la CGT contra los empresarios, al asegurar que "no se puede hablar seriamente" de que no cumplieron con el acuerdo antidespidos, y afirmó que le "preocuparía" que en las paritarias de su sector se negocie "en términos de 30" por ciento de aumento.

"He leído una imputación de que se levantan de la mesa porque los empresarios no cumplieron su compromiso", dijo el dirigente de la UIA en referencia a las medida anunciada por la CGT, que esta semana abandonó la mesa de diálogo con el Gobierno y los empresarios debido a la continuidad de los despidos en distintas áreas de la economía.

Funes de Rioja, preocupado

Ante la postura adoptada por la central obrera, Funes de Rioja recordó que las actas firmadas con el Gobierno, en mayo y noviembre del año pasado, decían "evitando -no prohibiendo- al sector empresario despidos incausados, es decir, sin causa", tras lo cual preguntó: "¿Uno puede decir que están prohibidos los despidos?".

"Si usted ve que son algo de entre 30 y 40 mil casos (de despidos) frente a un millón y medio de trabajadores de la industria, me parece que aún así, suponiendo que todos esos casos fueran despidos, no se puede hablar seriamente de eso", expresó en declaraciones a radio Milenium.

Consultado por las paritarias en el sector industrial, el vicepresidente de la UIA anticipó, al igual que lo hizo el Gobierno en los últimos días, que van a ir "a una discusión realista sobre la base de que la estabilidad macroeconómica es fundamental y que con menos inflación hay más tranquilidad para todos". "Un empresario con inflación alta no puede ser previsible y, del mismo modo, salarios que se erosionan por la inflación tampoco son la solución", argumentó y agregó que le "preocuparía" que los sindicatos reclamen un piso del 30 por ciento de aumento.

La CGT presiona