Quincho: Los rugbiers, el abuso, la política, y lo que viene - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 5 Feb 2017

El gordo no podía sacarse la imagen de la cabeza. El Peugeot 206, gris claro y algo abollado por los años, perdía refrigerante por todos lados en el playón de la aduana argentina, en Horcones, bajo el sol abrasador de la tarde. Calculó unas seis personas adentro. Algunos viajeros solidarios ayudaban echando agua al motor humeante, y los empujaban hacia las casillas de control. En el techo del auto, apilados y atados con sogas, tres televisores “plasma” enormes y flamantes aguardaban en sus cajas. Adentro, iban hasta arriba de paquetes. El contratiempo mecánico no les había siquiera agriado el humor a los viajeros, de tan buenas que habían sido las compras en Chile. La mayoría de los vehículos, en la segunda tanda de enero, estaban igual de cargados. De puro rebelde, el gordo -que pasaba muchos veranos en Chile desde antes del tipo de cambio favorable- no había comprado siquiera una pila, ni un cargador de celular. “No traigo electrónica, cero…” le dijo al agente aduanero, que como contrapartida le revisó hasta los calzoncillos.

- Siempre digo que los chilenos son los ingleses de América Latina. Son serios, tiene una economía que funciona, y crecieron 25 años consecutivos…- dijo el gordo. Siempre volvía al país, con envidia de la infraestructura vial, del convencimiento sobre sus fortalezas y de la resiliencia del pueblo chileno.

- Sí, pero también tienen el mayor grado de desigualdad en cuanto a la distribución de esa riqueza…- le dijo su amigo el Ruso, mientras hojeaba y desechaba un diario de Buenos Aires, sin noticias.

Julián ni le escuchó. Se había pasado sus vacaciones en Chile comiendo a precios de seres humanos en una economía normal.

El gordo había puesto manos a la obra en un asado sencillo pero contundente. Lo de Chile estaba bien, pero nada como el asado argentino. En la noche anterior, dejó macerando su chimichurri de ajo y perejil frescos, ají molido, aceite, vinagre, orégano, pimienta, pimentón, y sal. Era su adobo preferido para las carnes, una vez servidas a la mesa.

Mientras preparaba el fuego, Julián dispuso los cortes sobre la mesada de piedra del quincho, para que tomasen temperatura ambiente: costillas, vacío, entrañas, punta de espalda… y algún matambrito de cerdo al curry, para entretenerse.

En el cuadro que adorna la pared norte del quincho, San Martín, el general, y el comandante presidente se morían de risa del ridículo corralito para invitados, en el caos de organización que había sido el Bicentenario de Orozco en El Plumerillo. Algunos, todavía están tratando de salir.

-Qué papelón…

Con los primeros cortes prestos a salir de la parrilla, los amigos se acomodaron alrededor de la mesa, engalanada con un Doña Paula Estate, Malbec. La charla se armó rapidito sobre el tema de la semana -tan fuerte- que había atravesado política y justicia de un solo golpe.

- Lo de los rugbiers es un cagadón. Y el manager y los entrenadores tienen mayor responsabilidad, porque deben dar el ejemplo a los más jóvenes. ¿La fiesta no fue en lo del manager? - preguntó el Omar.

Uno de los imputados.

- Sí. Es verdad lo que decís, como tan cierto que buena parte de la política y de la justicia tienden a culpar a la víctima…- dijo el gordo, que estaba escandalizado con el caso desde que estalló, varios días atrás. -Cometieron un delito grave… Dos de ellos, o tres, o los seis que están imputados, la justicia dirá. Que se la aguanten…- dijo el dueño de casa. Los amigos intercambiaron miradas.

- ¿Cómo está César Biffi, con todo esto? - preguntó el Ruso, el hombre de los negocios del grupete.

- Como todo padre en un caso así. Destrozado y creyendo en la inocencia del hijo. En la política, están siendo solidarios con él sin distinción de partidos…- dijo el Omar. -Encima la piba, la única vez que habló con un medio, se acordó de Facundo Biffi, el entrenador, que es funcionario... No lo acusó de nada. Se acordó que habló con él… Pero alcanza para la citación como testigo…

- Olvidate de la política. Esto es un asunto de seres humanos. Me enteré que muchos funcionarios, de los que toman decisiones importantes en la provincia, se sentaron frente a sus hijos e hijas para explicarles que esto no es joda, que no se puede hacer cualquier cosa… Hubo muchas disputas familiares desde que se supo el caso…- interrumpió Ludovico, que vive en Chacras y conoce el ambiente. - ¿Saben la cantidad de veces que escuché esta semana la frase “yo los conozco a los pibes”? Qué se yo… el caso es complejísimo y las declaraciones que hay en la causa, ni les digo. Se la echaron. Miren… tan fuerte fue, que algunos de los rugbiers decidieron irse de la “fiesta” cuando vieron que empezaba a desmadrarse…- dijo el más PRO del grupete. Omar recordó algo que había leído en el POST.

- ¿Vieron la pila de expedientes de violencia de género? Esa fiscalía que abrieron, pronto va a estar tan llena de papeles como los depósitos judiciales de Giol…- anunció, y les mostró la foto a sus amigos.

¡A laburar!

- Impresionante.

- ¿Y cómo se resuelve?

- No hay forma. Es una ola imparable. Me imagino que -como todas las cosas relativamente nuevas- en algún momento se va a equilibrar. Lo que pasa es que en Mendoza hay temas de los que no hay “licencia social” para hablar. ¿Qué vas a decir? ¿Qué hay falsas denuncias? – dijo el Omar, provocador, mientras untaba el chimichurri del gordo sobre un trozo de vacío.

- Lo que sé, es que hay abogados aconsejando a señoras en casos de divorcio complicados, que en vez de divorciarse amigablemente y tener que repartir todo, están diciéndoles a sus clientas que hagan denuncias por violencia de género. Eso les asegura una restricción de acercamiento y el usufructo del hogar conyugal… y después, se ve…- insistió el radical del grupete.

- ¿Hablas en serio?

- Hablen con la gente del Poder Judicial. Algunos casos son imposibles…-

El gordo tuvo un ataque de risa y casi se atora con el Doña Paula.

- ¿Y a vos qué te pasa?

- Que cuando todo el mundo hablaba de Rubén Giacchi y los “coscachos” que le dio a la novia, y nos divertíamos con el escándalo en el gabinete, nosotros los peronistas irrumpimos en primera plana con la denuncia de la ex pareja del Mario Díaz, el diputado. ¡No hay caso! ¡Necesitamos protagonismo! - dijo el dueño de casa, con sorna, y los amigos brindaron por las oportunidades que brinda la democracia.

La mesa aprovechó y cambió de tema

El Ruso, preocupado por unos negocios en Santa Rosa, largó la pregunta antes de atacar una costilla.

- Gordo ya que hablaste de peronismo… ¿En qué andan? ¿Cómo ven las elecciones de Santa Rosa?

- Mal. El peronismo no anda en nada. Los compañeros no se reúnen, Cornejo asumió hace un año y dos meses y no hemos cubierto los lugares del PJ en la Inspección General de Seguridad… Nada, de nada. Pero nada. Los intendentes andan cada uno en la suya, y en Santa Rosa vamos a perder feo. Estaríamos muy contentos llegando al 40 % de los votos…- dijo el gordo, tratando de endulzar el trago amargo con un sorbo del Doña Paula Estate.

- Te aviso que según la encuesta que tienen en el gobierno, el resultado será de 70 a 20, o cerca…- dijo el Omar, agrandado. El gordo salió rápido del rincón en que se reciben los golpes.

Norma Trigo, a un paso de ganar.

- ¿Y ustedes? ¿Cuándo van a complicarle la vida a Cornejo por los cargos y las listas de este año? Te aviso que hay elecciones. ¿Qué van a hacer?

- Esperar. El Alfredo tiene el poder del partido y del frente, y del gobierno. Nadie se va a correr ni un milímetro. Conociéndolo, te adelanto que no se va a calentar por las listas hasta que falte una semana para cerrar, con suerte. Y te aseguro algo: los primeros que aparezcan asomando la cabeza y diciendo “Yo quiero ser”, dentro de la UCR, son los primeros que no van a estar ni en la lista de la cooperadora escolar. Lo que quiere el Alfredo, que le ha dado resultado, es que se metan todos de cabeza en la gestión. En las cosas que le modifican o le joden o mejoran la vida a la gente. No le va a dar dos minutos a la rosca y el puterío. Igual, por las dudas, hay que llevarse bien con el Néstor Majul, con Parés, con los tipos con los que el "gober" habla de política.

- ¿Y con Cambia Mendoza qué va a pasar? -insistió el gordo.

- Y… la idea que hay es la de mantener el frente unido todo lo que se pueda en la provincia. Pero, eso va a depender de la estrategia que tenga el Frente Renovador, el massismo, en la provincia de Buenos Aires. Pero que habrá PASO, seguro. De Marchi también quiere listas de PRO “puro” dentro del frente. Igual, aún hay que ver cuándo se vota.

¿Elecciones? ¿De qué hablan?

- ¿Qué, no van a desdoblar? – preguntó el Ruso.

- Hoy, en el gobierno piensan más en una elección conjunta. Votar el mismo día la renovación del Congreso, y de la Legislatura y los concejos deliberantes. Lo que pasa es que Cornejo debe decidir qué hacer con el voto electrónico. Podría votarse el mismo día la elección nacional con papel y la local con voto electrónico, pero sería un caos. No lo veo convencido a Cornejo. No quiere gastar guita de más, y no sé si le gusta tanto el sistema. Pero, si hay voto electrónico, habrá fechas distintas de elección y los mendocinos vamos a tener que votar dos veces en las PASO y dos en la general. Eso sí, el desdoble puede ser antes o después de la general. Pero, te insisto. Cornejo va a tratar de tener “pisado” el asunto electoral, hasta que los tiempos aprieten en serio. No quiere correr riesgos, porque piensa que las elecciones de medio tiempo son plebiscito de la gestión, y en eso tan mal no le va, por ahora…- cerró el Omar.

- Sí, pero andá a contarle a la gente de los precios, las tarifas, los despidos…- dijo el gordo, molesto con la dispersión del peronismo, más que con el presente cómodo del gobierno provincial. El Ruso tenía datos:

- Miren muchachos… en algunas zonas del país hay algo de “brotes verdes”. Me lo dicen amigos empresarios, gente del sector del trabajo. Se nota en la Pampa Húmeda, con mucha venta de autos, de maquinaria, con zonas de pleno empleo o donde falta gente para trabajar. Hay unos números que están manejando en el gobierno y que hacen circular entre la gente de negocios. En el primer mes del año, el sector privado en todo el país repuntó 23.00 empleos, de los más de cien mil que se habían perdido el año pasado. En Mendoza, hay 700 puestitos más. Eso, no pasaba desde hacía un tiempo. Pero, esos “brotes” no llegan a Mendoza, al menos de momento. A ver… si comprarás por ejemplo Junín, en la provincia de Buenos Aires, con Tunuyán, en la primera las ventas empezaron a “volar”, y te aseguro que en nuestro Valle de Uco no se venden más tractores. Lo mismo si comparás Río Cuarto con San Rafael, como “segundas ciudades” más alejadas de la urbe política. El movimiento económico es distinto. Es un problema para Macri, porque el crecimiento es desparejo, los granos y la carne van a andar bien, pero la manzana, el limón, el vino, y muchas economías locales la van a seguir pasando mal.

- La uva blanca viene con buenos precios, más de cuatro pesos contra menos de dos del año pasado…- se atajó el Omar, sacando la cara por el equipo.

- Sí, pero porque la cosecha fue mala el año pasado…- contraatacó el gordo, montando el último “chori” sobre pan francés, con chimichurri arriba.

La discusión por la economía se transformó en “pelotera”, hasta que el gordo la cortó trayendo las peras al Malbec, que había cocinado con auténticas chauchas de vainilla del Mercado Central.

Después del postre y una buena cachaza Santa Rosa que su amigo Lucas le había regalado a Julián, los muchachos partieron calle abajo, rumbo a los autos.

- Gordo… ¿Qué es ese lío de los colegios privados con el gobierno? ¿Es cierto que les van a sacar el subsidio?

- No. Pero sí los van a reordenar para darle equidad. No hay manera de justificar que el gobierno, un gobierno, el Estado, pague el 100 % de los sueldos de maestros, en colegios donde los padres pagan de tres lucas para arriba de cuota… Está bien que lo ordenen. Tiene que haber igualdad. Acá hubo un desmadre de años, donde por amiguismo, partidismo, influencia, distintos colegios fueron consiguiendo beneficios que -en una economía restringida- no caben. Vos, como política pública, tenés que subsidiar al colegio que te da un servicio donde el Estado no está, no llega, o no lo puede hacer… Pero hay “casos y casos”, la pelea va a ser fuerte y ya escaló. Daniel Ricart, que es el dueño del Norbridge, consiguió que Esteban Bullrich, que es el ministro de Educación de la Nación, se preocupe por el caso y lo haga llamar al Director de Escuelas, Jaime Correas, para plantearle la preocupación. El que llamó fue Max Gulmanelli, algo así como el viceministro de Educación de la Nación. De hecho, Bullrich viene a Mendoza esta semana a una reunión federal con ministros de las provincias, y habrá “movida” con esto. Pelea con final abierto.

- Hablando de educación, premio “Neanderthal” para Juan Day, el abogado de los rugbiers acusado de abuso.

- Un animal. Su frase de los chicos exitosos que no necesitan abusar de una chica, va a ir a los anuarios de lo peor de este año.

- ¿Cómo irá a terminar ese caso?

- Van a quedar pegados los que dejaron “huellas” en la ropa de la chica. Y van a sobrar imputados.

- Qué bárbaro… Me dijeron que hay cierta preocupación por alto ausentismo en la cana…

- Algo de eso hay…

- Y en Vistalba los vecinos están muy calientes de nuevo…

- Sí. Parece que no les cumplen las medidas de seguridad que les prometieron. Los “canas” se quejan de que no tienen los recursos, pero delante de sus jefes no dicen nada, y volvieron los asaltos domiciliarios muy violentos. Están bastante calientes con algunos funcionarios, entre ellos Hugo Fiorens, el de Relaciones con la Comunidad. Que vino de una ONG… ¿te acordás? Les dijo que en los grupos de WhatsApp tenían colados a los ladrones, se armó bardo. Imaginate que si algo cuidan los vecinos, es que no haya gente extraña en los grupos. Hace unos días hubo un asalto domiciliario muy violento. Se metieron tres encapuchados y armados en la casa de un matrimonio de abuelos. Un espanto. Les gatillaron armas en la cabeza.

- Qué porquería…

- Sí. Acordate que la gente de Vistalba es muy activa. Estuvieron a punto de armarle un “bocinazo” a Cornejo por los asaltos…

- Es cierto… Che… ¿En qué anda el medio afín?

- No sé… pero les ha dado por lo inmobiliario. Hay una empresa promocionando un edificio nuevo de 11 pisos en la Emilio Civit, con penthouses y todo, y mucho lujo y tecnología. Hacen un showroom pronto en la sede del medio afín, en la calle Arístides al 400, para mostrar a potenciales inversiones.

- Qué prolijo…

- Jajajajaaaaa

- ¿Y Portezuelo, para cuándo?

- Escuché que están terminando unos estudios con pruebas de “llenado” y licitan la represa entre abril y junio…

- No alcanza para salvarnos todos…

- No. Nadie dijo que alcance. Pero nuestro problema es el de la Argentina, falta de competitividad. Sólo el 30 % de nuestras empresas puede competir en serio. El resto, sin subsidios, excepciones, devoluciones de IVA, reintegros, promociones, o créditos blandos… no arrancan… ni aun concediendo que nuestros costos laborales y de producción son horribles…

- ¿Y entonces?

- ¡Nos vamos a Chile!

- ¡Jajajaaaaaaaaaaaaaa!

Y así, entre risas, chanzas y chirigotas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.