La prohibición de Bolivia a la uva local no afecta a Mendoza - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 31 Ene 2017

El viernes pasado, Bolivia prohibió mediante un decreto la importación de uva y vinos durante tres meses para proteger la producción local y apoyar a su sector vitivinícola, en una medida que supuestamente afectaría a nuestro país. Sin embargo, de acuerdo con el gerente de Bodegas Argentinas, esta prohibición no tendría ningún impacto en nuestro territorio.

El Ministerio de Desarrollo Rural de Bolivia, señaló a través de un comunicado que “se ha suspendido la entrega de permisos para la importación de esos productos (uva y vino) del 27 de enero al 27 de abril, en tanto dure la cosecha de la uva a nivel nacional”.

Luego, funcionarios bolivianos aclararon que la prohibición era solamente para la importación de uva, y que no afectaría al comercio de vinos. El Post decidió entonces hablar con Juan Carlos Pina, Gerente de Bodegas de Argentina, acerca de esta medida del país vecino.

Según el gerente de Bodegas de Argentina, la prohibición de Bolivia no afectará a la Argentina. 

“El decreto del viernes, que era inicialmente para vinos y uvas, nos llamó la atención. No es una medida que pueda tomar libremente un país. Al mediodía de ayer, salió una aclaración diciendo que la prohibición era solamente para uva”.

Pina explicó entonces que esta prohibición a la importación de uva no tendrá el más mínimo impacto en nuestra provincia, y tampoco en el país: “A Argentina no es una medida que le afecte. No somos exportadores de uva. Nadie va a hacer 2000km para exportar uvas, tiene que ser muy grande la diferencia de precio para que se justifique”.

La prohibición a la importación afecta solamente a la uva, no al vino. 

El gerente de Bodegas de Argentina agregó, además, que esta medida del gobierno boliviano, además de “no ser buena”, es muy inusual: “No son buenas las prohibiciones. Le hemos pedido al INV que haga las averiguaciones, si existe alguna cláusula de la Organización Mundial de Comercio, de si un país puede prohibir de esta manera la importación. Si no es así, creemos que hay que hacer un reclamo de todas formas. No es bueno que un país alegremente prohíba la importación de un producto”.