Un Puma mendocino fue acusado por desfigurar a un joven - Mendoza Post
Viernes 27 Ene 2017
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Maximiliano Filizzola juega en Marista. El año pasado parece que dio un salto de calidad y fue citado a jugar para Los Pumas el Seven de Viña del Mar. Sus compañeros del club y amigos estaban orgullosos de él aunque sabían de dos casos, ocurridos a finales el año pasado, en los que la joven estrella del rugby mendocino está implicado.

Uno de estos episodios sucedió el 5 de noviembre en la puerta del boliche Iskra en Godoy Cruz. En el interior del local se produjo una extraña situación, que no fue detallada y tampoco viene al caso, que motivó el desalojo de algunos jóvenes.

Maxi Filizzola en el Seven de Viña del Mar.

Entre los que debieron salir del lugar estaba Maximiliano Filizzola. Según el fiscal de Godoy Cruz, Lauro Monticone, en la puerta le pegó a otro joven de 23 años. La fuerte trompada le destrozó la mandíbula al chico por lo que debieron implantarle una de platino.

Filizzola con la remera de su club, Marista.

El magistrado imputó al rugbier por lesiones graves y es defendido por Eduardo de Oro, uno de los mejores abogados penalistas de Mendoza.

Según le detallaron al Post fuentes judiciales, la víctima estaba fumando un cigarrillo mientras hablaba con un amigo y Maximiliano Filizzola se acercó y le “pegó de alivio”. “El muchacho no se la esperaba, es decir, no estaban discutiendo o peleando”, según indicó la fuente.

En la puerta de este local ocurrió el suceso por el que Filizzola fue denunciado e imputado por lesiones graves.

Poco después de un mes y medio, el joven Puma mendocino participó de un grave hecho en Chacras de Coria. Se trata de un presunto abuso sexual cometido por cinco rugbiers contra una joven de 24 años durante una fiesta.

Entre esos cinco jugadores habría estado Filizzola, al menos está mencionado en el expediente aunque no imputado.

En esa fiesta, celebrada el 21 de diciembre, festejaban que la Unión de Rugby de Cuyo había obtenido el Seven de la República. Allí se produjo la situación que terminó en una denuncia por abuso sexual. En la causa hay un imputado: el manager del equipo de Cuyo, José “Gaita” Hervida.

Ver: Rugbiers comprometidos en una causa por abuso sexual denunciada por una joven

El fiscal Hernán Ríos consideró que había pruebas suficientes para acusar a Hervida de abuso sexual simple. Sin embargo, se están realizando otras medidas que podrían desembocar en acusaciones a los otros cuatro rugbiers, entre ellos Maxi Filizzola.

En esta causa, el abogado defensor de los jugadores, Juan Day, consideró que sí hubo contacto erótico entre los rugbiers y la chica, pero que fue consentido por ella. No obstante, dos chicas que estaban en la fiesta atestiguaron lo contrario, según le confiaron al Post fuentes ligadas a la investigación.

Como sea, Filizzola, un chico brillante en el rugby que jugó para los Pumas y logró un gran éxito deportivo, en menos de 20 días terminó figurando en dos expedientes judiciales. Está mencionado en una causa por abuso sexual, e imputado por lesiones graves debido a que el fiscal consideró que fue él quien le rompió la cara a un joven.