El asesino del Carrefour tenía antecedentes por incidentes e incendios - Mendoza Post
Viernes 27 Ene 2017
porMiguel García
Redacción Post

Siguen destapándose macabros detalles acerca del “Asesino del Carrefour”, Jesús Hudson, quien el sábado pasado asesinó a Luis Luján, un guardia de seguridad del Carrefour de Godoy Cruz. De acuerdo a la investigación realizada por el Post, Hudson, quien también trabajaba como guardia, había sido sistemáticamente despedido de varias empresas de seguridad privada en los últimos años y, en al menos dos ocasiones, habría iniciado sendos incendios en las instalaciones que debía custodiar.

El Post dialogó con Ariel Egdechman, delegado en Mendoza de la Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA), quién habló acerca del historial que Jesús Hudson acarreaba tras de sí.

Según Egdechman, el asesino del Carrefour tenía antecedentes en al menos cinco empresas de seguridad por diversos incidentes y, en al menos dos de ellas, había estado involucrado directamente en casos de incendios. Uno de estos casos ocurrió hace varios años, en el mismo Carrefour en el que hace menos de una semana cometió el brutal homicidio.

La foto de portada en Facebook de Jesús Hudson.

Según la información a la que pudo acceder este diario, Hudson trabajó durante tres meses para la empresa de seguridad “Gardien”. Durante ese tiempo, Hudson fue apostado como guardia en una conocida empresa de transportes, la cual solicitó que no se publicara su nombre.

Un miembro de la empresa confirmó a este diario que Hudson, mientras estaba de servicio, prendió fuego a una de las oficinas, y generó un principio de incendio que causó daños considerables en la instalación. Aseguran que el incendio fue intencional, puesto que las cámaras de seguridad lo tomaron al momento del incendio. Debido a esto, Gardien despidió a Hudson y además realizó una denuncia contra él.

Pero este no fue el único caso. Mientras se desempeñaba como vigilante en el Carrefour de Godoy Cruz, el mismo en el cual asesinó a Luis Luján, Hudson se vio involucrado en otro incendio.

El Carrefour de Godoy Cruz, lugar donde se cometió el terrible crimen. 

Según explicó a este diario Ariel Egdechman, mientras Hudson trabajaba para la empresa Securitas, fue apostado como vigilante en este Carrefour. Las cámaras de seguridad lo tomaron entrando a una oficina de la cual, momentos después, comienza a salir humo. Hudson sale, y vuelve con un extintor. Si bien esto podría tratarse de un accidente, teniendo en cuenta el caso anterior y sus antecedentes, marca una tendencia. Por este hecho, se le habría pedido la renuncia a Hudson.

Por su parte, la empresa Securitas confirma que Hudson trabajó para ellos, pero niegan que hubiera sido despedido por algún incidente. Según declaró Patricia Sclocco, Directora de Comunicación y Asuntos Públicos de la empresa Securitas, Hudson trabajó en el año 2012 para la compañía de servicios de seguridad “Federal Resguard”, durante los meses de agosto y septiembre.

 Esta compañía fue luego comprada por la empresa “Securitas”, para la cual también Hudson trabajó durante un periodo breve, concretamente, durante los meses de noviembre y diciembre de 2013. En los dos períodos, habría trabajo por un lapso de aproximadamente 40 días. 

A juzgar por las publicaciones que realizó Hudson en su Facebook luego de cometer el crimen, el asesino siguió con su vida como si nada hubiera pasado. 

En ambos casos, según Sclocco, Hudson “no cumplía con los requisitos” que requería la empresa, por lo que no siguió trabajando para ellos. Es importante destacar, sin embargo, que el período de prueba en estos casos normalmente comprende un periodo de 60 días, lo cual indica que, en ambas ocasiones, Hudson ni siquiera logró completar dichos periodos.

La pregunta ahora, y que parece que nadie puede contestar, es: ¿Cómo es posible que un hombre con estos antecedentes, con al menos una denuncia en su haber, pueda desempeñarse como guardia de seguridad?

¿Hay acaso más incidentes esperando a ser descubiertos? Y, en última instancia, ¿quién se responsabiliza por la cadena de errores que culminó, finalmente, con la muerte de Luis Luján?