¿Existe la homosexualidad animal? - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 22 Feb 2015Domingo, 22/02/15 atrás

Durante la temporada de apareamiento, la competencia entre los macacos japoneses por las hembras es dura. No sólo compiten con otros machos: también las hembras son sus contendientes. Esto se debe a que, en algunas poblaciones, el comportamiento homosexual de las hembras no es sólo común sino que es la norma.

Las investigaciones

Tras la publicación en 1999 del libro "Biological Exuberance", de Bruce Bagemihl, que cita tantos ejemplos en tantas especies el tema acaparó el interés de los investigadores.

Si bien este comportamiento está ampliamente documentado, en opinión de Paul Vasey, investigador de la Universidad de Lethbridge, en Canadá, sólo algunas especies lo hacen habitualmente.

La teoría de la evolución

La teoría de la evolución por selección natural de Darwin implica que los genes deben transmitirse a la siguiente generación para no desaparecer.

Cualquier gen que haga que un animal sea más proclive a relacionarse sexualmente con otro del mismo sexo tendrá menos posibilidades de pasar a la próxima generación, en comparación con los que favorecen la heterosexualidad.

Así, la homosexualidad desaparecería rápidamente, pero evidentemente esto no es lo que ocurre. Para muchos animales, el comportamiento homosexual es algo normal.

Ovejas y humanos

Sólo se han observado dos especies que prefieren a un individuo del mismo sexo de por vida, aunque haya disponibles individuos del sexo opuesto: los humanos, por supuesto, y las ovejas domesticadas.

En los rebaños, hasta un 8% de los machos prefiere a otro macho aunque haya disponibilidad de hembras fértiles. Este caso es diferente a los demás, porque no resulta evidente cómo esta preferencia puede beneficiar a los machos.

El neurocientífico Simon LeVay sugiere que ese mismo gen que promueve la homosexualidad en las ovejas macho podría hacer que las hembras sean más fértiles o tengan un mayor deseo de aparearse.

"Si estos genes tienen un efecto tan beneficioso en las hembras, esto supera el efecto en los machos, y por eso el gen seguirá persistiendo", dice LeVay.

No obstante, estas preferencias de por vida se han observado solamente en las ovejas domesticadas. No está claro si esto mismo ocurre en ovejas silvestres, pero si la teoría de LeVay es correcta, probablemente no ocurra.

Las ovejas domesticadas están criadas para producir hembras que se reproduzcan con la mayor frecuencia posible, lo cual puede haber dado lugar al aumento de machos homosexuales.

LeVay concluye que solo los seres humanos son los únicos casos en los que se ha documentado homoexualidad "verdadera".

Comportamientos homosexuales

Hay ciertas especies que no pueden considerarse homosexuales porque sus comportamientos presentan roses genitales pero no buscando un fin amoroso o de pareja. Este es el caso de los monos japoneses y los bonobos, un tipo de escarabajo y una especie grande de pájaros, los albatros de Laysan.

"Lo que se ha descrito es que a muchos animales les gusta acoplarse con parejas de ambos sexos".

Puede que nunca encontremos un animal salvaje que sea estrictamente homosexual como ocurre con los seres humanos. Pero podremos encontrar muchos que no conforman con las categorías tradicionales de orientación sexual.

Los animales usan el sexo para satisfacer toda suerte de necesidades, desde el placer sexual hasta el ascenso social. Y eso, implica ser flexible.

Fuente: BBC Mundo