Arribas se defendió de las denuncias con un comunicado - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 24 Ene 2017

El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, se despegó del escándalo de Odebrecht, con un comunicado de diez puntos y un acta de una escribana que da cuenta que recibió un correo electrónico del banco Credit Suisse que afirma que sólo recibió una transferencia por 70 mil dólares. 

Justamente este martes, el fiscal federal Federico Delgado imputó a Arribas y pidió abrir la investigación en la que se ratificó la denuncia por supuestas transferencias que habría recibido de un acusado del caso de corrupción Lava Jato.

"No es la primera vez que quieren difamarme, tal fue el falaz intento de pretender relacionarme con el conocido proceso de los Panama Papers, aduciendo una supuesta participación accionaria en una de las sociedades observada. Cuestión cuya falsedad fue demostrada pero, llamativamente, nunca aclarada", expresó Arribas en el comunicado. 

Como defensa, señaló que en 2013 no era funcionario público ni residente fiscal argentino y que sus cuentas bancarias fueron "debidamente declaradas ante la Oficina Anticorrupción".

El comunicado completo:

1) Ante todo quiero destacar que en los últimos ocho años viví en Brasil en la ciudad de San Pablo donde conocí a mi actual pareja, nació mi hija menor y ejercí una actividad profesional y comercial. En diciembre de 2015 volví a Argentina para acompañar al Presidente.

2) Desde que acepte acompañar la actual gestión de gobierno como Director General de la Agencia Federal de Inteligencia no es la primera vez que quiere difamarme, tal fue el falaz intento de pretender relacionarme con el conocido proceso de los “Panama Papers”, aduciendo una supuesta participación accionar en una de las sociedades observada. Cuestión cuya falsedad fue demostrada pero llamativamente nunca aclarada.

3) Ahora se me acusa de tener vínculos con el escándalo Lava Jato/Odebrecht. Niego rotundamente cualquier relación con dicho caso de corrupción y reitero que no tengo ni tuve vinculación alguna con la empresa Odebrecht, con Leonador Meirelles y/o Alberto Youssef.

4) Como es sabido en 2013 no era funcionario público y tampoco residente fiscal argentino. Mis cuentas bancarias fueron debidamente declaradas ante la Oficina Anticorrupción, tal como la ley exige.

5) Ahora me imputan haber recibido U$S 594.518 (Quinientos noventa y cuatro mil quinientos dieciocho dólares estadounidenses) en cinco transferencias por el pago de una supuesta "coima" de la empresa Odebrecht para que recobrara impulso el proyecto del soterramiento del Sarmiento, que según pude averiguar estuvo prácticamente paralizado entre septiembre del 2013 y septiembre del 2014.

 6) Como dije desde el primer momento, la única de las cinco transferencias que me adjudican y que mi banca recibió y acreditó en mi cuenta es la de 45 70.495 (setenta mil cuatrocientos noventa y cinco dólares estadounidenses), que responde a parte del pago de la venta de un inmueble. Dicho inmueble fue precisamente mi casa, en la que viví entre inicios del 2008 hasta mediados del 2013, lugar donde nació mi hija menor.

7) Según fuentes periodísticas, Leonardo Meirelles era un conocido operador dentro del mercado financiero de Brasil y habría informado en su acuerdo de delación premiada miles de transferencias bancarias, no todas relacionadas con el caso Oderbrecht. Debo aclarar que este operador fue elegido por el comprador para efectuar parte del pago de dicho inmueble.

8) Después de varios días, dado el período de vacaciones, conseguí ubicar al comprador, quien por tratarse de una operación comercial privada, me solicitó la reserva del caso sin perjuicio de lo cual me manifestó su entera disposición a concurrir eventuales llamados de la Justicia argentina.

9) Adjunto al presente comunicado el mail que a mi solicitud me fuera remitido por el banco, documento que aclara cualquier duda sobre los montos involucrados.

10) En virtud de todo lo expuesto luego de la ratificación de la denuncia, reitero que estoy a disposición total de la Justicia, tal como es mi obligación, donde aportaré las pruebas y los documentos pertinentes.