Para Greenpeace, lo de Córdoba no fue “un tsunami", como dijo De la Sota - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 19 Feb 2015Jueves, 19/02/15 atrás

Especialistas de Greenpeace advirtieron que la deforestación en bosques protegidos de la provincia no permitió contener las intensas precipitaciones.

Cuántos árboles quedan

Esta organización aseguró que a la provincia de Córdoba le queda menos del 4% de sus bosques nativos originales y que, a pesar de la sanción de la Ley Nacional de Bosques, los desmontes para desarrollo agropecuario y urbano arrasaron con bosques nativos en zonas frágiles, perdiendo la protección de la vegetación frente a las fuertes lluvias (que alcanzaron los 320 milímetros en apenas 12 horas).

Según datos oficiales, entre 1998 y 2007 la deforestación en Córdoba alcanzó las 247.967 hectáreas. Mientras que desde la sanción de la Ley de Bosques (fines de 2007) hasta mediados de 2013 se desmontaron 44.823 hectáreas, de las cuales 10.796 hectáreas eran bosques protegidos por la normativa.

“Los científicos y los ambientalistas lo venimos advirtiendo hace tiempo: los bosques son nuestra esponja natural, por lo tanto más desmontes es sinónimo de más inundaciones. Es necesario que tanto políticos como empresarios cumplan en forma estricta la Ley de Bosques”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

La inundación se llevó parte de la ruta.



Causas de la inundación

Por su parte el biólogo cordobés Raúl Montenegro afirmó a Télam que “hubo dos causas principales para las inundaciones recientes: primero, precipitaciones extensas en tiempos breves. Segundo, ambientes serranos deforestados y por lo tanto cuencas hídricas donde el agua, en lugar de ingresar al subsuelo y la 'esponja rocosa', circula en superficie a gran velocidad".

"Irónicamente, deforestación, incendios y avance inmobiliario sobre las sierras generan dos crisis contrapuestas: ríos faltos de agua en invierno y peligrosamente desbordados durante las lluvias de verano", aseguró el también presidente de la Fundación para la defensa del ambiente (Funam).

Autos y casas quedaron totalmente afectados.


Mala gestión

Para Montenegro la situación ambiental de Córdoba es "pésima, ya que es una de las provincias ambientalmente peor administradas de Argentina. De los tres ecosistemas que la caracterizaban, la pampa herbácea, el bosque del espinal y el bosque chaqueño, la torpeza serial de las distintas gestiones, y muy especialmente las de José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti, hicieron que queden muestras insignificantes del pampeano y el espinal".

“Un tsunami que cayó del cielo”

El gobernador Juan Manuel de la Sota usó este término para referirse a las fuertes lluvias que se vivieron en el corazón de la república sin reparar en causas climáticas debido a la gestión ambiental que lleva adelante.