Esta es la dieta milagrosa que practica Moria Casán - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 20 Ene 2017

En los últimos meses se ha podido ver a Moria Casán con una muy buena figura, y eso tiene mucho que ver con la dieta que viene practicando desde hace algún tiempo. Su doctor, Rubén Mühlberger adelantó parte de su dieta: "Lo que hago es un tratamiento holístico. Trabajo con la parte hormonal y biomolecular. Vamos envejeciendo, pero tenemos que envejecer bien. Hay que hacer actividad física, hay que saber comer, comer de todo, reponer las deficiencias", explicó en diálogo con Chiche en vivo.

Y agregó: "Con Moria estoy cuatro o cinco horas, una vez por semana, dos veces cuando tiene eventos importantes. Lo disfruta mucho. Le reordené la alimentación, porque para Moria comer es un acto de placer. Además con el cuerpo de ella trabajo la esculturización, con láser".

Mühlberger, también trató a otros famosos como Diego Maradona y Cacho Castaña reconoció que Moria "es muy disciplinada y consecuente" con el seguimiento de la dieta.

Moria bajó unos "ocho kilos".

Además, enumeró los alimentos que forman parte del nuevo régimen de alimentación de la vedette. "Consume proteínas y aminoácidos de forma programada, una parte a la mañana y otra a la tarde. No tiene tanta carne ni pan. Come clara de huevo, polvo de clara, vitaminas, utilizadas para el desayuno", detalló.

 "Es una dieta más hidrocarbonada, más todo lo que es verdura y frutas verdes, como el kiwi, la manzana, la banana y la sandía, porque tienen menos azúcares. Y algo de grasa: ella toma aceite de coco, en ensalada o directo de la cuchara. Al mediodía, alcanza con un blanco de ave".

Según el doctor, Moria bajó unos "ocho kilos" pero lo que prefiere resaltar es que ella le dice que "ya no tiene deseos imperiosos de comer".

Los tips para mantener una vida saludable

Mülhberger dio una serie de recomendaciones para todos aquellos que quieran modificar sus hábitos de vida a uno mucho más saludable.

Acostarse temprano: si estás mucho tiempo despierto de noche, se despierta la hormona de la insulina, que te engorda porque da deseo de comer.

Levantarse temprano.Que la última comida sea de rápida digestión. Es decir, no verduras crudas ni carnes rojas. Pescado sí o pechuga de pollo como variante.

No comer harinas industrializadas o de panificación: produce aumento de triglicéridos, colesterol y deseos de comer.Siempre comer poco y varias veces por día.

Moverse, tener actividad física: lo anaeróbico tonifica y los ejercicios aeróbicos ayudan a acelerar el metabolismo.