Sin ambulancias en la Aduana contado en primera persona - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 19 Ene 2017

Como se sabe, una argentina de 63 años oriunda de San Juan y una peruana de 41 años fallecieron esta semana cuando hacían las largas filas para cruzar desde Mendoza hacia Chile, ambas a causa de problemas cardíacos.

La sanjuanina María Teresa de la Vega, de 63 años, sufrió una descompensación ayer a última hora de la tarde y falleció mientras esperaba cruzar por el paso internacional Cristo Redentor, del lado argentino, hacia El Libertador en Chile, donde hoy hay miles de automovilistas que deben esperar hasta siete horas para cruzar la frontera.

Según declaró al diario La Tercera el gobernador del departamento chileno de Los Andes, Daniel Zamorano, la mujer "recibió atención médica de forma inmediata por parte de los paramédicos que se encontraban en el lugar, pero falleció a los pocos minutos".

Horcones, bajo la lupa

En ese contexto, trascendió que, a pesar de la gran cantidad de turistas que están viajando desde y hacia Chile, no hay asistencia médica en la Aduana Argentina.

Lo confirmó a Radio Mitre Mendoza, Osvaldo Valle, el vocero de Gendarmería nacional. La situación toma relevancia porque en 48 horas dos mujeres fallecieron en Los Libertadores.

“En Horcones no hay ambulancias, dijo Valle, ante emergencias se maneja con la asistencia del hospital de Uspallata para el traslado se pide una ambulancia o se traslada en un vehículo de la patrulla, si es necesario”.

Ver además: No hay ambulancias en el Paso a Chile

Y añadió: “Para las urgencias, a veces hay paramédicos, mientras que en Los Libertadores hay una ambulancia dispuesta”.

Esta situación preocupa debido a la gran cantidad de turistas que están transitando por la zona. Ayer justamente más de 15 mil personas salieron del país y más de 13 mil personas volvieron.

La típica postal de cada año

Debido a las condiciones laborales y mejoras salariales, es que los trabajadores de Aduanas están en pie de guerra, podrían realizar medidas de fuerza que seguramente afectarían a los turistas.

“Los trabajadores piden mejoras salariales, mejoras laborales y aumento de personal debido a la gran cantidad de viajantes. Un trabajador está por lo general está 15 días y luego vuelve a su casa. Además está activo trabajando hasta 12 horas por día”, dijo Valle.

Y culminó: “Esta temporada que comenzó antes del 20 de diciembre, ya se ha detectado un aumento de tránsito del 35% en relación a 2016, todo desarrollado con la misma gente y la misma tecnología”.

En primera persona

Irene Santinelli, médica pediatra del hospital General Las Heras de Tupungato, quien atendió a una mujer en alta montaña volviendo de Chile, relató la anécdota: “Volvía con mi familia de Chile el sábado a la mañana y había una señora que estaba con una gastroenteritis. Estábamos en la fila antes de llegar a Horcones. La mujer estaba deshidratada, había tenido un desmayo por lo vómitos, una mamá que estaba amamantando a un bebé de 5 meses. Pedimos la asistencia de la sala, vino el enfermero con una silla de ruedas y la acompañé hasta la Enfermería”.

Horcones

La especialista añadió en comunicación a Radio Nihuil: “Pedí la asistencia del médico, el enfermero me dijo que no había, le dije que había que asistirla poniéndole un suero, poniéndole una hidratación y me dijo que no tenía la posibilidad de una hidratación. Yo lo nombro porque me dijo que hace mucho tiempo están pidiendo por lo menos la asistencia de un médico o tener un recurso más rápido. Yanzón es el apellido de este chico que hizo lo que pudo. Me dijo que no es la primera vez que le pasa. Es un enfermero de Gendarmería que hace guardias varias horas seguidas”.

Y finalizó: “Yo le pedí en ese momento la posibilidad de contar con una ambulancia, si bien no era una emergencia que requiriera de un traslado súper urgente pero podría haber sido. Tengo que valorar la atención de la gente de Aduana, pedimos permiso que el vehículo de la señora pudiera pasar rápido pero lo concreto fue que me dijo que podían ir a Puente de Inca pero que en ese lugar también había un enfermero sin asistencia médica y sino al hospital de Uspallata que queda a 80 kilómetros”.