El Gobierno puso prioridades para este año: imputabilidad e inmigrantes - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 17 Ene 2017Martes, 17/01/17 atrás

El presidente Mauricio Macri se pronunció a favor de discutir la elaboración de un Código Penal Juvenil, que contemple una baja de la imputabilidad, al tiempo que advirtió, respecto al debate sobre endurecer los controles migratorios, que la Argentina "se transformó en un país atractivo para el crimen".

Durante la primera conferencia de prensa que brindó este año, el mandatario confirmó la importancia que tiene para el Gobierno dos de los temas instalados en las últimas semanas que prometen estar presentes en el inicio del debate legislativo en marzo.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, fue el encargado de impulsar la reforma del régimen penal juvenil, que contempla la baja de la edad de imputabilidad de 16 a 14 años, y que recibió fuertes críticas de sectores de la oposición, como la referente del GEN Margarita Stolbizer.

Stolbizer no está de acuerdo con la baja. Sergio Massa, su aliado, en campaña planteó lo opuesto. 

Otro de los temas polémicos fue lanzado por el director nacional de Migraciones, Horacio García, quien planteó la idea del oficialismo de endurecer la política migratoria y restringir el ingreso de delincuentes al país, lo que hoy fue ratificado por Macri como parte de los planes del Gobierno.

"Mi primera preocupación es cuidar a los argentinos. Hay que recuperar la tranquilidad en nuestras casas. Nuestra misión es darles tranquilidad", enfatizó el mandatario, quien dio una conferencia de prensa este mediodía en la Casa de Gobierno y consideró que este año mejorará la seguridad.

Sobre la baja en la imputabilidad

Tras recordar el reciente caso de un jubilado de 87 años "muerto a palos por dos chicos" en Villa Ballester, advirtió que "negarse a discutir cuáles pueden ser las mejores soluciones para empezar a resolver este problema sería un enorme error".

Además, el mandatario sostuvo que "el caso Brian, y la solución que se le encontró, nos dejó un sabor amargo a todos", al citar el crimen de un chico de 14 años en Flores, presuntamente a manos de otro joven, de nacionalidad peruana, que regresó a su país.

El crimen de Brian Aguinaco a manos de un adolescente planteó el debate.

A su vez, aclaró que "no somos innovadores" ya que "el mundo avanzó hace rato en la dirección de tener códigos penales juveniles, que den herramientas para la recuperación de los chicos, sino también para la contención desde otro punto de vista, parar este uso de los chicos como una herramienta del crimen".

Endurecimiento en el control

En relación a los extranjeros, sostuvo que "no podemos seguir permitiendo que, por falta de acción, el crimen siga eligiendo a la Argentina para venir a delinquir", sino que "hay que actuar preventivamente, y poder decir: 'Señor, me informan que usted cometió una serie de delitos en su país, acá no es bienvenido'".

Además, exigió que "si alguno que vino, acá lo condenamos, y en mitad de la condena lo queremos enviar a que termine la condena en su país, no podemos tardar ocho años, es una locura. Tenemos que poder hacerlo en semanas".

Entre los manteros desalojados en Once había varios extranjeros.

Durante la conferencia, Macri también hizo referencia a sus intenciones de competir por un segundo mandato en 2019, al afirmar que "esta tarea no se agota en cuatro años", y apostó a que el electo presidente de los Estados Unidos, que asumirá el próximo 20 de enero, "le dé importancia a la relación con Argentina".