Las mejores aplicaciones y recursos para enseñar música a los niños - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 16 Ene 2017

 Unos beneficios que favorecerán el crecimiento de los niños y los convertirán en el futuro en hombres más preparados, y del que disfrutarán tremendamente. Para introducirlos en la materia y fortalecer estas capacidades hemos seleccionado una serie de herramientas muy útiles que les permitirán aprender a identificar acordes, leer pentagramas, conocer la duración de las notas y un largo etcétera que ya puedes suponer.

Rompecabezas auditivo

Como su propio nombre indica, Rompecabezas auditivo pone a nuestra disposición una serie de audio-puzzles, es decir, lo que hace es diseccionar un fragmento conocido de una obra clásica (en nuestro caso nos hemos topado con la V Sinfonía de Beethoven) en diferentes partes. Unas piezas que deberemos unir en el orden que corresponde.

Lo mejor es que no resulta tan sencillo como parece, sino que es necesario oír la pieza varias veces. También existe la posibilidad de incrementar la dificultad. La única pega es que no podemos avanzar o retroceder dentro de las fichas. En cuanto sepamos el orden correcto tendremos que arrastrarlos a las casillas superiores.

Jolly Music

Enfocada para profesores de música, Jolly Music es una herramienta que les permitirá enseñar a sus alumnos –de preescolar y primaria, principalmente- de manera más sencilla y divertida. En concreto, se trata de un programa multisensorial que se estructura progresivamente y que trata diferentes habilidades musicales.

Eso sí, funciona con el canto, un rasgo que hace posible que todos participen sin necesidad de saber tocar un instrumento. Entre los materiales utilizados, el método emplea libros ilustrados y CDs de audio con las distintas instrucciones. Eso sí, está en inglés.

Let’s go to the Opera

Let’s go to the Opera, por otra parte, fue creada con la finalidad de introducir a los niños en la historia de este género. Disponible para Android e iOS, plantea su trayectoria y asistencia como una auténtica diversión “sembrada de secretos”. Durante su ejecución, el escolar acudirá a una visita guiada y descubrirá “los secretos más íntimos del funcionamiento del teatro”. En esta aplicación tienen cabida desde cantantes, bailarines, hasta luces y escenografía. Curiosa.

Discapnet

Dedicada a aquellos niños que padecen algún tipo de discapacidad, Discapnet es un proyecto estructurado en 12 cursos online en los que se tratan cuestiones teóricas del lenguaje musical, pero también otras como la interpretación, composición, y demás aspectos. 

 Una iniciativa pensada para que se familiaricen con la música y empiecen a tomarle el gustito.

Destacamos el curso de educación auditiva, el taller sonoro de musicoterapia, la clase de interpretación y la de composición electroacústica, que sirven para ilustrar lo dinámico de esta herramienta así como su vigencia. La iniciativa cuenta con el respaldo de la Fundación ONCE.

Lecciones ilustradas de la historia de la música

Un tanto distinto es Lecciones ilustradas de la historia de la música; un espacio de YouTube que incluye precisamente esto: una infografía dibujada de manera divertida de la evolución a lo largo de los siglos de esta disciplina. Un relato que dura poco menos de siete minutos y al que erece la pena dar un vistazo. Para los más veteranos, recuerda tremendamente a aquello que hizo Forges con su tomo Historia de Aquí. Además, la reproducción se acompaña de sonidos y piezas de cada periodo.

Monkey Music

También en inglés, MonkeyMusic es una página web interactiva dirigida a niños de entre tres meses y cinco años. Su objetivo es el de promover el aprendizaje musical como un método que permitirá a estos pequeños desarrollar todo su potencial de cara a un futuro. Así, estimula varios aspectos como la coordinación, la audición, etcétera.

Además, se ajusta perfectamente a cada grupo de edad y dispone de niveles específicos. Por ejemplo, Rock´n’roll está dirigido a infantes de entre tres y 12 meses y se centra en la “experiencia sensorial”; mientras que heigh-ho está pensado para los que ya han cumplido el año e incorpora juegos, bailes y demás. Por último, jiggety-jig es para los que tienen entre dos y tres años e introduce la composición de cuentos musicales y el canto.