El peligroso criminal que cayó por querer ver a su amante - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 18 Feb 2015Miércoles, 18/02/15 atrás

Gabriel "Larry" Figueroa, condenado a perpetua por el homicidio del adolescente Matías Berardi y recapturado el lunes tras escapar de la cárcel de Marcos Paz el 25 de enero último, cayó tras cometer un error: para poder ver a su amante hizo un llamado telefónico y así la Policía logró localizarlo.

Figueroa (28) fue apresado en la localidad bonaerense de José C. Paz cuando iba a bordo de un Chevrolet Corsa gris plateado con un remisero, luego de un seguimiento que venía realizando el departamento de inteligencia del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Los investigadores pudieron determinar que desde que su fuga, "Larry" se movía por esa zona y por la vecina localidad de San Miguel, en el noroeste del conurbano.

Para su detención fue clave un llamado telefónico que realizó para poder ver a su amante. A través de escuchas, los investigadores pudieron ubicarlo y los efectivos del SPF lo detuvieron en la calle Croacia y ruta 197, de José C Paz.

Figueroa confesó a la Policía que tenía previsto hacer un "secuestro millonario" y luego fugarse del país

Figueroa llamó al hermano de su amante, un remisero identificado como Eduardo Aube (31). A él le envió un mensaje de texto el viernes, que decía: "Mandame a buscar porque me están siguiendo. Vengan rápido. Estoy muy nervioso". La Policía descubrió que la hermana del remisero, llamada Micaela, era amante de Figueroa.

Gabriel Figueroa, condenado a perpetua por el homicidio de Matías Berardi

El lunes 20, Figueroa se comunicó de nuevo con su amigo remisero porque quería ver a su amante. Le dijo que lo pasara a buscar por una sucursal del supermercado Coto, y la Policía comenzó a seguirlo hasta que lo detuvo. Se le secuestró un celular, una pistola 9 milímetros marca Glock, un cargador intacto y municiones de punta hueca y teflonada, que tienen mayor poder de daño.

Familiares y amigos de Matías Berardi realizarón una marcha en el Obelisco

Cuando se fugó de la cárcel, "Larry" Figueroa cumplía una condena a prisión perpetua por el secuestro y crimen de Berardi, asesinado en 2010 en la localidad bonaerense de Campana tras ser secuestrado cuando llegaba de bailar e intentar escaparse de sus captores.