Oscura trama tras la muerte de una argentina en Brasil - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 7 Ene 2017Sábado, 07/01/17 atrás

La muerte de Luciana Farías, una joven catamarqueña de 27 años que falleció en la ciudad brasileña de Buzios, sacó a la luz una oscura historia que involucra a su marido, quien está sospechado de haberla asesinado.

Pablo Angelina fue a prisión en 1998 por haber asesinado de ocho balazos a su primera esposa, María Belén Galetto. Estuvo 13 años en la cárcel y, cuando recuperó la libertad, fue detenido por robo.

El hombre sacó un libro, "El 22". En los números de la quiniela es el loco, sin embargo en esta historia, es el calibre del revolver con el que le disparó a su primera esposa.

La familia de la joven cree que el hombre la mató.

El hombre aseguró que la joven se ahorcó. Sin embargo, la familia de Luciana no le cree. Además, se suma la decisión del hombre de enterrar a su mujer en Brasil, amparado por su derecho legal por ser su marido. Sin embargo, los familiares quieren repatriar el cuerpo.

Respecto a esta causa, el diario catamarqueño El Ancasti publicó una serie de audios enviados por Pablo Angelina a un amigo, en el cual ratifica que su mujer se ahorcó, aunque no precisa más detalles ni eventuales motivos. Además, se manifiesta ofendido ya que el destinatario de estos audios lo habría llamado "hijo de puta"  en las redes sociales. 

Luciana Farías junto a Pablo Angelina.

Los audios

Se suicidó, se ahorcó, Ale...

La madre me está atacando, que yo le compraba droga... Ella me robó dinero y compró, pero no hay que juzgarla por eso.

Un país como Brasil tiene médicos forenses especialistas, peritos que comprobaron que ella se ahorcó... Imaginate yo con antecedentes, como se fijaron en todo y me dieron la libertad porque ella se mató. 

Me duele que digas que soy un hijo de puta. Luciana me amaba, yo la amaba. Sólo Dios sabe lo que la llevó a tomar esa decisión.

Me duele, en serio, de corazón. Si vos pensás eso, todo bien...

Acá si se trata, como quiere la mamá de ella, de sumar voluntades en mi contra, no hay problema. Mi conciencia ante Dios está muy bien.

Ella (Luciana) tomó esa decisión, dejó cartas...

Luciana me va a ayudar desde el cielo a que esto se aclare. 

Me duele, pero me dijeron que te están usando para sacarme información.

Éramos refelices, no felices.

Yo vi en el Face que vos pusiste que yo era hijo de puta... (...) A mí me interesa cómo estoy con Dios.

Yo le voy a hacer llegar una carpeta a la familia. Les puedo dar todo, hasta mi vida. ¿Para qué seguir viviendo con el amor que yo le tenía?

Sigo viviendo porque hay un cachorrito que ella me pidió que se lo cuide.

Que hablen lo que quieren, no me interesa. Lo que interesa es lo que diga la justicia. 

El caso

Luciana Farías fue hallada muerta en un complejo habitacional de Buzios, el pasado jueves 5 de enero y la justicia brasileña dispuso la autopsia para determinar si falleció por causas violentas. 

La mujer vivía en dicha ciudad brasileña junto a su marido, Pablo Angelina, con quien se había casado en año pasado.

Misterio en torno a la muerte de la mujer.

Ver: Hallan muerta en Brasil a una joven argentina casada con un femicida