Más revelaciones sobre la jueza "viajera" de Mendoza - Mendoza Post
Viernes 6 Ene 2017Viernes, 06/01/17 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

La suerte de Sofía Carolina Rivera parece echada. Se trata de la jueza que, desde que fue nombrada al frente del Segundo Juzgado de Flagrancia de Mendoza, jamás fue a trabajar.

Hay dos detalles al respecto: primero, fue puesta en su cargo a mediados del año pasado; segundo, a pesar de justificarse con puntuales certificados médicos, se la pasa viajando y haciendo vida al aire libre.

Como reveló el Post, la magistrada se reunió periódicamente en estos meses con su grupo de montañismo —tal cual podía verse en su propio perfil de Facebook antes de que lo cerrara— y los últimos de diciembre incluso viajó a Chile para pasear. También estuvo en Europa.

Rivera haciendo montañismo, en plena licencia

En los últimos días, el caso explotó y fue replicado por otros medios mendocinos e incluso nacionales. Obviamente, la historia tuvo repercusión porque referenciaba a la fiscal “viajera” Anabel Orozco, que recaló en Brasil luego de presentar sendos certificados médicos “truchos”.

Como sea, la repercusión fue tal, que la Suprema Corte de Mendoza comenzó a indagar en la conducta de Rivera. El dato fue confirmado a este diario por fuentes de ese cuerpo.

Ver además: Luego de la fiscal Orozco... ahora la viajera es una jueza mendocina

En estas horas, por caso, se encuentra a la espera de una respuesta por parte de los órganos administrativos del Poder Judicial.

En pleno receso judicial, el supremo tribunal busca conocer todo lo que esté documentado sobre la situación laboral actual de la magistrada.

La Corte de Mendoza investiga a Rivera

El primero de los informes, al que el Post tuvo acceso exclusivo, ya llegó al escritorio de Pedro Llorente y allí se da cuenta de los detalles de las licencias otorgadas a Rivera.

El documento está firmado por Felipe Manganiello, director de Recursos Humanos de la Corte, y está ordenado cronológicamente, de acuerdo a las licencias otorgadas a la jueza por parte de un médico llamado Ricardo Sardi:

-El primero de ellos data del 28 de julio de 2016 y le concede 30 días de licencia.

-El segundo es del 27 de agosto y le da 35 días más.

-El tercero data del 1º de octubre y le concede 32 días.

-El cuarto tiene fecha 2 de noviembre y le otorga 29 días más.

-El quinto data del 1º de diciembre y le concede otros 35 días.

Como puede verse, en total Rivera acumuló 161 días sin presentarse a trabajar. Lo curioso es que sus “problemas” comenzaron justo después de que fue nombrada a cargo del juzgado de flagrancia.

El antecedente de la fiscal Anabel Orozco

El dato no es menor, ya que, como contó este diario oportunamente —sobre la base de fuentes judiciales—, Rivera rechazó desempeñarse en su nuevo cargo por considerar el sitio una “mugre”.

“Ustedes contaron que la jueza está en Chile, y sepan que sigue allí luego de pasar año nuevo con su hija. Es una burla, no trabaja y le pagamos el sueldo para que esté de joda”, reveló a este diario una fuente de información que se desempeña en Flagrancia.

-¿Por qué la gente del juzgado no habla al respecto, solo en off the record?

-No lo se, lo que puedo contarte es que el juzgado está desmantelado, la secretaria que tenía se fue al otro juzgado de flagrancias.

-¿Es cierto que Rivera armó un escándalo después de que Mendoza Post reveló su conducta?

-Sí, armó flor de despelote unos días antes de que empezara la feria, porque fue a ver cómo andaban las cosas, obvio se volvió loca y empezó a gritar, hizo un papelón, todos los empleados fueron testigos de ello y la gente que estaba allí.

-¿Sigue en Chile?

-Sí, y te cuento que se llevó a su hija, a la cual nunca ve porque dice que es discapacitada y esquizofrénica. También fue con sus sobrinas.

-¿Hijas de quién son sus sobrinas?

-Son hijas de una hermana a la que ella declaró insana para sacarle los bienes y manejarle la pensión.

Esta foto es la más reciente, es de esta semana

El Post logró hablar con una arquitecta llamada Viviana Rodríguez, profesora de danza de esta última, quien confirmó la versión de la fuente judicial. “No solo le sacó sus bienes, también la alejó de sus hijas”, denunció.

Finalmente, la propia hermana de la jueza confirmó la versión ante la consulta de este diario, aunque no quiso dar más detalles.

Está claro que, tal cual reza un conocido dogma periodístico, habrá más novedades para este boletín.