Fuertes indicios de asesinato en el cadáver hallado en Godoy Cruz - Mendoza Post
Jueves 5 Ene 2017Jueves, 05/01/17 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

Guillermo Arce, de 71 años, desapareció el pasado 19 de diciembre. Su familia no supo más de él pero en la mañana de este miércoles un cadáver hallado en Godoy Cruz, cerca del autódromo Los Barrancos, hizo temblar a la familia. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y no se lo podía reconocer ni a simple vista estimar de qué murió. Sin embargo, ya hay dos fuertes indicios sobre estos dos puntos.

La fiscal de Homicidios, Claudia Ríos, instruye la investigación. Este miércoles por la tarde le llegó el avance del examen preliminar que el forense practicó en el cuerpo.

La magistrada le dijo al Post que con la “necropsia no se puede determinar la causa de muerte por avanzado estado de putrefacción y porque las partes blandas que fueron comidas por rodeores y otros animales”.

Los peritos secuestraron objetos en el lugar.

En ese sentido, señaló que tampoco la identidad se puede saber por el momento, pero realizarán un cotejo de ADN con una hermana de Guillermo Arce.

En el lugar donde hallaron el cuerpo había tierra de cementerio quemada, una copa y otros objetos ligados a las prácticas esotéricas o de brujería. En ese contexto, al revisar las prendas del cadáver encontraron unas llaves.

La medida que tomaron los investigadores fue verificar si funcionan en la puerta de la casa del desaparecido Arce. La sorpresa fue que la llave abrió la puerta.

Si bien esta no es una prueba científica es un indicio sobre quién será el hombre que hallaron muerto.

La fiscal Ríos solicitó un cotejo de ADN con la hermana de Arce.

La otra sospecha está vinculada a la causa de la muerte. Aunque el forense aún no puede establecerlo, el cadáver tenía troncos encima. Es difícil pensar que alguien se murió y se puso troncos encima, es imposible; la otra posibilidad, casi tan improbable como la anterior, es que tomó los troncos, los depositó sobre su cuerpo y se dejó morir.

En síntesis, aunque faltan pruebas contundentes, todo apunta a que se trata de Guillermo Arce y que fue asesinado.