El jugador que compró una mansión embrujada - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 17 Feb 2015

Tirando sus últimos pasos futbolísticos en Everton de Inglaterra, Samuel Eto'o empieza a invertir parte de las ganancias que obtuvo en su exitosa carrera como jugador.

El artillero nacido en Camerún adquirió una propiedad sobre la Riviera italiana. La finca ocupa un terreno de 31 mil metros en total y le costó al futbolista 25 millones de euros. 

La mansión se llama Villa Altachiara, posee detalles de lujos y amoblado estilo colonial. Pero hay más: las leyendas urbanas de la región aseguran que sobre ella cae la maldición de Tutankamon.

A principios del siglo XX, George Herbert de Carnarvon compró la villa en cuestión. Pocos años después, el famoso egiptólogo descubrió la tumba del faraón egipcio junto con los mayores tesoros hasta ahora vistos del antiguo Egipto. El histórico suceso ocurrió en el Valle de los Reyes, en 1923.

Apenas unos meses después del descubrimiento, Lord Carnarvon murió por una picadura de mosquito en el Hotel Savoi de El Cairo, luego de pasar unas pequeñas vacaciones en su finca italiana.

Pero hay más. La leyenda asegura que la maldición de Tutankamon perseguiría a todos los habitantes de esa mansión. Y los hechos que ocurrieron posteriormente le dan fuerza a la misteriosa afirmación: luego de la muerte de Lord Carnavon, falleció el sobrino de Gerard Herbert tras resbalar y caer por unas escaleras de la casa. Eso provocó que la casa fuera deshabitada durante mucho tiempo.

La mansión maldita volvió a ser noticia en el 2001, cuando la Condesa Francesca Vacca Augusta, ex modelo y esposa de un magnate de los helicópteros, desapareció repentinamente de la finca, siendo encontrada tres días después muerta en la playa.

La historia nunca se resolvió y se manejaron las hipótesis de accidente, suicidio y asesinato.

Ahora, Samuel Eto'o desafía a Tutankamon. "El conoce la historia y todo el mundo aquí conoce la historia de Villa Altachiara" aseguró un agente inmobiliario que trabajó en la compra del inmueble. "Algunos dicen que el espíritu de la condesa aún camina por la finca y que la maldición de Tutankamon ha vuelto, pero Eto'o ama esa casa" afirmó el mismo agente.