Buonanotte se confiesa: "No se si volveré a ser feliz" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 17 Feb 2015Martes, 17/02/15 atrás

 El 26 de diciembre de 2009 Diego Buonanotte conducía el auto que, por la lluvia, la niebla y la alta velocidad perdió el control y se accidentó. El jugador, que por ese entonces regalaba su talento en River, iba acompañado de sus tres mejores amigos de la infancia. Salvo él, el resto perdió la vida en el choque. Las secuelas que sufrió Buonanotte fueron más que la fractura de clavícula y húmero: hubo heridas en el alma que difícilmente cierren alguna vez.

"El fútbol ya no es un deporte, es sólo un negocio. La palabra existe en muy pocos lugares, eso me duele y me pone triste, pero es la carrera que elegí así que me tengo que adaptar".

Luego de pasar cuatro años jugando afuera (Málaga y Granada de España y Pachuca de México) el devaluado jugador volvió a la Argentina para vestir los colores de Quilmes, equipo con el que debutó el pasado fin de semana en la derrota ante Lanús. El Enano fue titular en el Cervecero.

Cancha Llena publicó una entrevista íntima en donde el ex River contó sus sensaciones más profundas dejando entrever el dolor que sufre con frases cargadas de emotividad y nostalgia.

"Por momentos tengo bajones, pero tengo dos hijos que son lo más lindo que me pasó en la vida después de aquella noche tan horrible. Hoy vivo para ellos porque es lo único que me hace feliz", confiesa Buonanotte en el marco del mencionado accidente que cambió su vida para siempre. Cuando ocurrió el siniestro, el jugador brillaba en River. Pero a partir de ese momento su carrera fue en declive.

"No sé si volveré a ser feliz, pero soy el encargado de una familia y trataré de que ellos sí lo sean".

"Cuando era joven quería irme a Europa a ganar dinero, pero ya no pienso de la misma forma y ahora trato de disfrutar más la vida".

"El fútbol ya no es mi prioridad como lo era a los 15 años. Ahora disfruto de la familia. ¿Sueños? Sentir felicidad de nuevo, nada más".