San Luis, la provincia "hostil" que no visitó Macri en 2016 - Mendoza Post
Post: Agencia TélamSábado 31 Dic 2016Sábado, 31/12/16 atrás

 La relación entre el Gobierno nacional y el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, nunca pudo ser buena desde el inicio de la presidencia de Mauricio Macri, quien recibió siempre duras críticas por parte del mandatario puntano, por lo que esa provincia terminó siendo la única que ni el Presidente ni el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, visitaron durante 2016.

"Es muy difícil tener una buena relación con ellos. Critican todo y votaron casi todo en contra en el Congreso", dijeron a Télam desde Interior, aunque remarcaron que durante el primer mes de 2017 Frigerio realizará una visita oficial a San Luis, en un intento de aflojar la tensión con uno de los gobernadores que se refiere en términos más hostiles con el gobierno de Cambiemos.

No hay buena relación entre Rodríguez Saá y Macri.

Un alto funcionario de la Rosada consideró: "Vincularse con un gobernador que busca aislarse peléandose con todos es muy difícil. Construimos buenos vínculos con todos menos con él. Quieren instalar un relato de aislamiento que los puntanos ya no creen más".

El oficialismo diferencia la relación con los Rodríguez Saá: "Una cosa es con el gobernador, otra cosa con el Adolfo (senador de su provincia hace casi doce años). Con él hay mejor diálogo".

El actual gobernador no oculta sus intentos de aislarse: de hecho, hace algunas semanas en declaraciones públicas dijo que propondrá a la Nación una reforma constitucional que le otorgue a su provincia un estatus de autonomía similar al del País Vasco en España, cobrando sus propios impuestos y teniendo su propia seguridad social.

Macri recibió hasta a la CGT completa y nunca se reunió con el Gobernador de San Luis.

El único punto de encuentro, hasta ahora, sería la recepción de los refugiados sirios, siendo el gobierno puntano el que mejor predisposición ha tenido para acogerlos desde que Macri lo anunció en enero pasado.

Otra relación difícil fue con Santa Cruz, a donde Frigerio viajó una sola vez (a Río Gallegos) y Macri nunca visitó el distrito ni siquiera durante la campaña electoral.

Frigerio no pisó territorio puntano.

Si bien el vínculo se estimaba difícil, no lo fue tanto: a principio de año la Nación envió fondos para que la gobernadora pueda pagar los sueldos -algo que volvió a ocurrir con un anticipo de coparticipación días pasados-, y ella apoyó la resolución que organizó Frigerio con los ministros de Economía provinciales para pedir una revisión del proyecto de Ganancias que había apoyado en Diputados el propio kirchnerismo.