Caso de la mujer vejada con el secador de piso: extraño vuelco en la causa - Mendoza Post
Miércoles 28 Dic 2016Miércoles, 28/12/16 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

El domingo ocurrió un hecho muy grave en Guaymallén del cual se tuvo una primera versión, errónea. La misma daba cuenta que un hombre violó con el palo del secador de piso a su esposa porque la encontró teniendo sexo con el novio de su hijastra. Ahora, la Justicia avanzó gracias a un video y al testimonio de los testigos. Dejaron detenido a otro hombre que tuvo relaciones con la víctima en el baño de una casa mientras su marido estaba muy alcoholizado.

El giro en la investigación ocurrió gracias a distintos testimonios, entre ellos las declaraciones de los dueños de casa: Johana y Juan Carlos. A la vivienda de ellos, ubicada en el barrio Lihué, de Guaymallén, llegó el matrimonio formado por Remigio y Julia Coca, para festejar la Navidad. Esta última mujer es quien se encuentra internada con gravísimas lesiones vaginales y uterinas.

Ver: La violó como un monstruo

Después de las 00 llegaron a la casa otros amigos: Simón, su hermano Pablo junto a su esposa Nancy, quien está embarazada.

El baño, el escenario de una situación brutal (imagen ilustrativa).

Luego de los brindis, Pablo y Nancy se van, mientras Johana, Juan Carlos, Remigio, Julia y Simón se quedaron bebiendo, mucho hay que decir, según consignó una fuente de la investigación.

Remigio tomó mucho, pero mucho y quedó tendido en un sillón casi dormido. Los dueños de casa ven que su esposa, Julia, y Simón se van al baño. Luego de varios minutos que no salían decidieron filmar lo que pasaba en el interior a través de la claraboya.

Vieron a Julia Coca recostada boca abajo sobre el lavatorio con el pantalón y la bombacha bajada y a Simón detrás de ella: estaban teniendo sexo y aparentemente la pasaban bien, no había nada forzado.

Mientras esto sucedía y Juan Carlos y Johana seguían filmando. El video dura 46 segundos y está en poder de la fiscal Claudia Ríos.

Por la claraboya del baño vieron y filmaron a Julia y Simón teniendo sexo.

Los dueños de casa deciden despertar a Remigio, el marido de la mujer que estaba en el baño con otro, para avisarle lo que sucedía. Le muestran el video pero no reaccionaba del todo.

Pasaron 20 minutos más y el propietario del inmueble le dice a Simón que salga por la cochera, porque puede tener problemas con Remigio. Entonces le dijo: "¿Y qué querés? Si la esposa de este me estuvo provocando toda la noche; vos viste cómo me bailaba". De todos modos, se tuvo que ir por la cochera.

Juan Carlos y su mujer advierten que Julia no salía del baño. Miran por la claraboya y la ven tendida en el piso semi desnuda, vomitada y con algo de sangre. Por esto, llamaron a una ambulancia que tardó tres horas en llegar. Remigio acompañó a su esposa en el vehículo sanitario. Estaba muy mal.

Julia se encuentra internada en el Hospital Lagomaggiore.

Al parecer, sin intención, la dueña de casa lavó el baño.  Mientras tanto, Remigio se quedó sentado en la escalera del Hospital Lagomaggiore mientras atendían a su esposa. Los médicos le dicen que tiene lesiones muy graves y que ella les ha contado que le metieron un palo de secador de piso. Su esposo no entendía nada, no sabía de qué le hablaban.

La fiscal Ríos hizo secuestrar el palo del secador de piso, que sí estaba en el interior del baño, y también ordenó detener a Simón. Porque él estuvo allí, teniendo sexo con la esposa de Remigio y quedó filmado.