“Preventor bailarín” de Maipú fue el protagonista de un escándalo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 17 Dic 2016Sábado, 17/12/16 atrás

Un pequeño alboroto se produjo en la noche de este viernes en la Oficina Fiscal N°10 de Maipú cuando un preventor del mismo departamento fue arrestado por conducción peligrosa.

El preventor, de 31 años, identificado como Emanuel Ariel Sicarelli Lencina, intentó zafar del arresto declarando que era preventor, que “su hermana y el cuñado” eran policías, y que él tenía que bailar en la fiesta de la Vendimia de Maipú.

La Oficinal Fiscal n°10 de Maipú tuvo una noche inusual. 

Todo comenzó este viernes a las 20, cuando un vehículo pasó a alta velocidad y sin respetar una señal de ceda el paso en inmediaciones del Arena Maipú, sobre calle Maza. Esto fue advertido por personal policial que se encontraba en la zona.

Los oficiales se vieron obligados a perseguir al vehículo, puesto que al ponerse a la par, el conductor insultó a los policías y aceleró, y finalmente lo detuvieron en calle Rivadavia pocos minutos después. Al pedirle que se bajara, notaron que el hombre estaba vestido con el uniforme de Preventores de Maipú. Lencina bajó del rodado quejándose e insultando. “Amenazaba con su hermana y con su cuñado que eran policías, con que tenía un cargo en Preventores, y se negó a dar su nombre”, agregaron fuentes policiales.

La persecución comenzó en inmediaciones del Arena Maipú. 

El preventor fue llevado a la Oficina Fiscal N°10 de Maipú, donde fue identificado. Mientras se iniciaba el expediente, llegaron hasta la dependencia la hermana y el cuñado policías, y agredieron al personal de Investigaciones.

El revuelo terminó cuando un “alto hombre de la comuna” (no trascendió de quien se trataba) llamó a la Oficina Fiscal, solicitando le expliquen la situación de Lencina, debido a que en unos minutos tenía que participar activamente de la fiesta de la Vendimia departamental como bailarín.

La ausencia del preventor aparentemente no alteró el desarrolló de la Vendimia de Maipú. Menos mal. 

Al ser informado de que el preventor podía ser imputado, nada pudo hacerse desde Municipalidad, y Lencina pasó la noche en calabozo.