"Ella nunca nos contó que se iba a hacer esa operación", dijo la hija de Gattari - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 9 Dic 2016Viernes, 09/12/16 atrás

La muerte de Isabel Beatriz Gattari (48) luego de haberse sometido a una lipoaspiración la semana pasada, generó la detención del médico Carlos Arzuza, quien se la practicó a una clínica clandestina de calle Alem de Ciudad, y que fue arrestado el jueves en ese inmueble cuando se sometía a operación para alargarse el pene. Está internado en Hospital Central con principio de gangrena.

Este viernes, a través del programa Te digo lo que pienso -que se emite de lunes a viernes en Radio La Red Mendoza- Sol, hija de la Isabel; y Juan, pareja de la mujer, contaron detalles realmente escalofriantes sobre el caso.

«Mi mamá vio este médico en Facebook, por una chica que hacía las uñas y que la conectó. Mi mamá le dijo que sí y se juntaron. Ella es la esposa del médico, y ahora está detenida», contó Sol.

«Ella nunca nos contó ni a mí ni a mi hermana que se iba a hacer esa operación. Nos enteramos cuando falleció. Le dije a mi hermana que la fueramos a ver. Justo nos llamó, Juan, la pareja de mi mamá, y nos dijo que fuéramos rápido a verla. Cuando llegamos estaba la Policía y una ambulancia. Me bajé y dije que era la hija, y un médico me dijo ‹se murió›. Pregunté por qué, y me dijo que fue por la operación de glúteos. Fue muy insensible», narró una de las tres hijas de Beatriz.

Ver: Cayó un médico mendocino porque una paciente murió tras una lipo

Este es Arzuza

«Ella siempre se quiso hacer esta operación, nosotros siempre le dijimos que a esa edad no se podía hacer eso».

Desde la familia de Beatriz, que murió en su departamento en presencia de su pareja, aseguran: «Queremos justicia, porque poco a poco nos fuimos enterando de este tipo, que ya tenía otra muerte».

Por su parte, Juan, pareja de Beatriz, contó cómo fueron los sucesos desde que la mujer se operó hasta que falleció. «Todo fue muy rápido, el mismo día viernes me cuentan que la habían ido a buscar en un taxi para ir a la calle Alem, donde se iba a hacer esta operación. Yo la llamé y me dio el nombre del médico y me dijo que la llamara después de las 19, que ya iba a estar lista. La llamé y el ayudante de enfermera me dice que ya estaba bien, me ofrecí a irla a buscar y el ayudante me dice que ellos se iban a encargar», contó.

Ver también: Esta es la víctima del médico en la clínica trucha 

Y siguió: «El día sábado se sintió bien, se juntó con una amiga y después de las 18 se sintió mal, a las 12 de la noche estuve en la casa de ella y vino una mujer en el taxi que intervino en la operación. Una mujer de origen rumano, que le puso un suero. Todo me pareció muy desprolijo».

«Todo el fin de semana traté de que tuviera reposo, porque no podía moverse mucho. El lunes se agravó y el día martes a la noche no estuve con ella. El miércoles no me contestó el teléfono y al mediodía me fui a verla. Abrí la puerta y me encuentro que estaba tirada en el piso. Se había sacado la faja. Estaba con vida. Le hice reanimación. Se ve que se había desmayado. Me puse en contacto con el médico y me dijo que no me hiciera problema. Ella me pidió que la bañe, le dije que no podía, estaba como ida. Estuve tratando de comunicarme con el médico, le dije que estaba con mucho dolor. El médico llegó muy tranquilo, y vi que le sangraba la pierna izquierda, me dijo que se había demorado porque se había operado de la próstata. A las 16.45 horas nos dice que tenía dificultad para respirar y falleció estando el médico acá», relató Juan.

Ver: El bizarro arresto al médico que mató a la paciente

La víctima falleció en su casa

«Esto se podría haber revertido».

La pareja de Beatriz agregó también: «Ella no sabía nada sobre el médico ni el caso anterior, fue todo muy rápido».