Presentan los perfiles de los fiscales que seguirán la Causa AMIA - Mendoza Post
Viernes 13 Feb 2015Viernes, 13/02/15 atrás

 La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, reseñó hoy la actuación de los fiscales federales que designó para integrar el equipo que quedará a cargo de la Unidad Fiscal especial creada en el 2004 para investigar el atentado contra la mutual judía AMIA, en reemplazo del fallecido Alberto Nisman.

Sabrina Namer es fiscal ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal de la Capital Federal. Se especializó en Derecho Penal y Procesal Penal, fue docente de la Universidad de Buenos Aires y se desempeñó en el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

Autora de diversos libros y artículos, participó como expositora en seminarios, congresos y jornadas nacionales e internacionales.

Durante 2004 y 2005 fue coordinadora de investigaciones de fraudes contra el Estado en la Oficina Anticorrupción, con un equipo que llevó adelante querellas contra funcionarios públicos por casos de corrupción.

Entre 2009 y 2012 estuvo a cargo de la Oficina de Coordinación y Seguimiento en materia de Delitos contra la Administración Pública (OCDAP) del Ministerio Público Fiscal.

Como fiscal de juicio, llevó adelante causas de gran trascendencia institucional, ligadas a hechos de corrupción, que involucraron, entre otros, a la ex secretaria de Estado María Julia Alsogaray y a un grupo de ex senadores nacionales acusados por cohecho. Roberto Salum es fiscal ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Reconquista, Santa Fe. Experto en Derecho Penal y Procesal Penal, cursó la especialización en Ministerio Público Fiscal que dicta la Facultad de Derecho de la UBA y se desempeña como docente en la Universidad Católica de Santa Fe.

Intervino en diversas causas de lesa humanidad, entre ellas la denominada causa “Base Aérea”, en la que se juzgaron los hechos sufridos por 40 víctimas. También investigó y logró la primera condena por un caso de apropiación de bebés en Santa Fe.

Además, llevó adelante causas complejas que involucraban a organizaciones transnacionales de narcotráfico y conformó un equipo especial que investigó y llevó a juicio a redes criminales con participación policial, entre ellas la que tenía en el norte de Santa Fe la mayor “cocina” de cocaína hallada hasta entonces en el país.

Patricio Sabadini es fiscal ante el Juzgado Federal de Primera Instancia de Resistencia, Chaco, y forma parte del equipo que creó la Unidad de

Asistencia para causas por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado en esa jurisdicción.

Es especialista en Derecho Procesal Penal y en Derecho Penal. Realizó estudios de posgrado en la Universidad de Salamanca, en España y en el instituto Max Planck, de Alemania. Actualmente cursa su doctorado en

Derecho Penal en la Universidad de Castilla La Mancha, en España. También se desempeña como docente en la Universidad Nacional del Litoral y en la Universidad de la Cuenca del Plata, de Corrientes.

Entre otras causas, intervino en la que investigó a un grupo de personas encabezado por ex concejal formoseño Héctor Palma Agüero por narcotráfico, luego de que se hallaran más de 700 kilos de cocaína en un campo de su propiedad.

Como coordinador del equipo, Gils Carbó designó a Juan Murray, secretario letrado al que destacó por su desempeño como fiscal subrogante y ad hoc desde 2004, hasta su designación en la Fiscalía Federal de Primera Instancia de San Nicolás, provincia de Buenos Aires.

En diciembre de 2012, Murray fue designado como fiscal subrogante en la Fiscalía Federal 2 de Rosario, donde, entre otros casos, llevó adelante una investigación que permitió desarticular una poderosa organización criminal dedicada al narcotráfico, en la cual participaban altas autoridades de la policía provincial.

Como resultado del trabajo de Murray y su equipo, Hugo Tognoli, ex jefe de la Policía de Santa Fe, se encuentra actualmente procesado, bajo la acusación de formar parte de una “empresa criminal conjunta para el comercio de estupefacientes”, junto a otros policías y civiles.

Además, Murray llevó adelante la investigación que logró desbaratar a una de las principales bandas de narcocriminalidad del país, que comandaba "Delfín" David Zacarías, en lo que se dio a conocer como “Operativo Flipper”.

También participó de las operaciones que involucraron a unos 3.000 agentes de fuerzas de seguridad federales desplegados para recuperar territorios y resentir la cadena de comercialización de estupefacientes, en el marco de una investigación dirigida por los fiscales federales de Rosario.