Buscan reactivar la mina potasio Río Colorado de Malargüe - Mendoza Post
Post: Agencia TélamMartes 6 Dic 2016Martes, 06/12/16 atrás

El gobierno de Mendoza avaló la reingeniería del proyecto original de la mina Potasio Río Colorado, situada en la zona sur de la provincia y cerrada desde 2013, con el fin de hacerla competitiva y atraer potenciales inversores que permitan su reactivación.

“Estamos en negociación permanente porque ellos (la empresa Vale) quiere vender y nosotros ayudamos a que no se les quite la concesión”, explicó hoy el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, quien señaló que la idea es “que se reduzca su capacidad de producción de 4 millones de toneladas al año a 1.400.000”.

Según el gobernador, "la negociación va bien, pero es de altísima escala ya que hay pocos inversores en el mundo que pueden comprar esa empresa”.

"Estamos en negociación permanente"

La modificación al proyecto original ubicado en Malargüe busca volverlo competitivo para atraer potenciales inversores, para lo cual la empresa tiene un mes para iniciar los estudios de prefactibilidad.

Mediante la firma del decreto 1749, Cornejo dio el aval para que Vale realice una reingeniería al proyecto original de Potasio Río Colorado mediante una consultora internacional que plantee una reestructuración y reduzca su capacidad de producción de 4 millones de toneladas al año a 1.400.000 y de esta manera volverlo factible en las actuales condiciones de mercado.

A su vez, “esta readecuación evaluará la posibilidad de implementar nuevas soluciones logísticas que le permitan reducir el monto de las inversiones necesarias para llevar el proyecto a su etapa de explotación, logrando así obtener más alternativas de financiación”, indicaron desde el gobierno.

Potasio Río Colorado, suspendido desde 2013, se vio afectado por el contexto macro económico actual y la caída de los precios internacionales del cloruro de potasio.

Cornejo dio el aval para que Vale realice una reingeniería al proyecto original de Potasio Río Colorado

Ese mismo año y tras la suspensión de las obras, la justicia dio lugar a una medida cautelar y frenó el desmantelamiento del yacimiento a cargo de la minera multinacional brasileña concesionaria.

Así se evitó desmantelar instalaciones, retirar herramientas, maquinarias y demás elementos de trabajo y cualquier otro acto que altere la situación en el proyecto minero, a la espera de su reactivación.

Una vez que se tengan los resultados de la reingeniería, la minera podrá realizar una licitación privada internacional para atraer a los potenciales inversores.

“En caso que no se presenten inversores, la compañía está obligada a rehacer los estudios cada vez que se verifiquen cambios en las variables principales y que permitan inferir mejoras en el proyecto, tales como cambios en precio, intereses, Capex, Opex, tipo de cambio, entre otros”, explicaron desde el gobierno.