Citaron a tres policías por irregularidades en los servicios extraordinarios - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 2 Dic 2016Viernes, 02/12/16 atrás

La Inspección General de Seguridad detectó hace unos meses irregularidades en el desempeño de algunos integrantes de la Policía Provincial.

Especialmente descubrieron que muchos policías abusaban de la cantidad de horas que podían cumplir en servicios extraordinarios, es decir, trabajos que realizaban fuera de su horario de trabajo en las dependencias.

Un policía solo puede realizar 60 periodos de 4 horas por mes, es decir, unas 240 horas. Sin embargo, la IGS investiga a tres policías que habrían excedido esa cantidad.

El gobernador y el ministro de seguridad se comprometieron a ser inflexibles.

Los casos

La auditoría detectó tres casos en San Rafael: un oficial ayudante que registró 72 periodos de los cuales 42 corresponden a servicios extraordinarios al predio de la minera Vale en Malargüe y otros 18 a establecimientos petroleros del mismo departamento. También realizó otros 4 períodos en un banco de nuestra ciudad, más 3 servicios en eventos, según informó Diario de San Rafael.

Los períodos se cumplieron en horarios de trabajo y muy lejos del lugar de residencia.

También el caso de un sargento que se excedió aún más y efectuó 87 períodos. Del total, 42 los realizó en una petrolera ubicada en el paraje El Corcovo, casi en el límite con Neuquén y los 45 restantes correspondieron a servicios ejecutados en San Rafael, bajo solicitud de la Dirección Provincial de Vialidad.

El tercer policía citado es un sargento primero que realizó 62 servicios, apenas por encima del límite, pero con la particularidad que 42 fueron en El Corcovo y los 20 restantes en Los Cavaos y Fortunoso.

Detalles

Varios de estos casos se dieron muy lejos del lugar de residencia de los oficiales, por ejemplo, en un complejo petrolero a unos 600km. Por lo que resulta poco probable que los agentes hayan podido efectuar estos servicios adicionales.

Aseguran que necesitaron la complicidad de sus superiores.

A este respecto, desde la IGS quieren saber si los policías ejecutaron servicios adicionales al momento que debían cumplir funciones en la dependencia asignada. Eso –señalaron nuestras fuentes- no es posible sin la complicidad de un superior.

Claro está que esa connivencia, en caso de que haya existido, no es gratis y en ese sentido la hipótesis apunta a que el policía que cobra los períodos ejecutados, debe otorgar un determinado porcentaje a quien le permitió dicho beneficio.