Cayó un administrativo que se vestía de cura y abusaba de los chicos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 28 Nov 2016Lunes, 28/11/16 atrás

La investigación por el caso de los curas pedófilos del Instituto Antonio Próvolo de niños sordos de Mendoza, revelados por el Post, tiene un cuarto detenido en la causa. Se trata de un administrativo, identificado como Jorge Bordón, quien solía vestirse de cura, motivo por el cual costó identificarlo, ya que los chicos creían que era un religioso. Además, en ocasiones, ayudaba en las misas.

Esta última detención se llevó a cabo luego del testimonio de algunas de las víctimas, quienes señalaron a este monaguillo como uno de los partícipes de los abusos. "Le vamos a aplicar la figura de arresto y después lo vamos a imputar" dijo el fiscal Fabricio Sidoti, en una improvisada rueda de prensa en la fiscalía 11 de Luján.

La investigación, en manos del fiscal cuestionado por su proceder en el caso de Ayelén Arroyo, pidió que aquellas personas que hayan padecido los abusos, testifiquen en la causa.

Por otro lado, también se investiga una denuncia realizada por padres de la institución en 2008, de la que no se conocen avances. La Procuración anticipó que indagarán los motivos por los cuales no se dio curso a esta denuncia. Como publicó el POST esta mañana, esa denuncia está en la fiscalía 11 que ahora conduce Mercedes Moya.

 El ingreso al "instituto del terror."

El fiscal Sidoti ordenó la detención de los  curas Horacio Corbacho (55) y Nicola Corradi (82) el sábado, luego de la denuncia de una de las víctimas. Por otro lado, fue detenido José Luis Ojeda, quien asistía al instituto y “recibía las órdenes” para cometer los abusos.  Ojeda es un hipoacúsico que fue alumno de la casa.

Leé: Quienes son los curas presos por el abuso de niños sordos en Luján

Los tres están imputados por abuso sexual y se encuentran detenidos en la comisaría 47. Ahora se sumará  Bordón, el monaguillo-administrativo, como cuarto detenido.

Horacio Corbacho, uno de los curas detenidos.

Ver: La Iglesia mendocina se despega de los curas pedófilos de Luján