¿Por qué los elefantes del zoo porteño tienen abogados? - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 23 Nov 2016Miércoles, 23/11/16 atrás

El movimiento por los derechos de los animales está tomando cada vez más fuerza en Argentina. 

Después de que se declarara a la oranguta Sandra como "persona no humana", la justicia reconoció a la ONG Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (Afada) la facultad de representar a los tres elefantes que viven en el ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires.

La entidad indicó que a partir de ahora Afada se constituía "como defensora de los derechos de los paquidermos y permitir su participación en el proceso penal que lleva adelante el órgano fiscal por maltrato y crueldad animal contra el ex Zoo de Buenos Aires el cual había sido denunciado a principios de junio de este año.

Los elefantes llegan a vivir años.

El comportamiento y las reducidas dimensiones del habitat de los tres paquidermos motivaron la actuación de esta ONG.   

Las elefantas Mara (de 52 años), Kuki (de 34) y Pupi (de 32),que se encuentran en el Zoo desde hace más de 20 años y Afada aseguró que Mara "presentaría comportamientos que evidencian una palpable situación de afección física y psicológica que atenta contra el bienestar del animal".  

El dictamen que habilita a Afada como representante legal fue firmado por Blas Matías Michienzi, titular de la unida fiscal, y reitera diversos pedidos de informes a los distintos organismos del gobierno porteño hace lugar a varias testimoniales de "expertos locales" en elefantes que había solicitado la organización animalista y designa como "Experto de Parte" al biólogo Aldo Giúdice entre otras medidas.

El Zoo de Mendoza aún permanece cerrado.

"Frente a la incapacidad de hecho de un sujeto de derecho, como lo son en este caso los animales no humanos, sumado a la inexistencia de normativa alguna que se refiera a los mismos y no siendo facultad del poder judicial o del Ministerio Público Fiscal crear una norma que así lo expresara, entiendo que los sujetos en cuestión, deben ser interpretados en concordancia con las normas ya existentes del Sujeto Humano Incapaz", señaló en el dictamen.