Galgueros mendocinos: "Si me tienen que llevar en cana, que me lleven" - Mendoza Post
Sábado 19 Nov 2016Sábado, 19/11/16 atrás
porAna Paula Negri
Periodista

Esta semana se aprobó lo que para muchos es una buena noticia pero para otros una tragedia. La Cámara de Diputados de la Nación convirtió en Ley la prohibición de las carreras de galgos en todo el territorio argentino.

Los galgueros que insistan en organizar estos eventos, deberán enfrentar multas de hasta 80 mil pesos y penas de hasta cuatro años de cárcel.

Al respecto, los dueños de los perros mendocinos expresaron su postura, más que nada su indignación al respecto. El reclamo más fuerte es: “No nos escucharon a tiempo” ya que hace mucho están intentando organizarse y legalizar su actividad.

“Chipeado”

“Hemos querido implementar un sistema de ‘chipeado’ por el cual todos los galgos del país estén identificados. Si alguien encuentra un perro maltratado o abandonado, podrá fácilmente denunciar al dueño”, explica Gustavo Terrera.

Baltasar de cuatro meses duerme con los chicos y Sala de dos años entrena con su dueño.

La idea es implementar un chip que se coloca entre el cuero y la carne del perro que se puede leer con un láser donde se podrá guardar el domicilio y los datos del dueño del perro. “Es como el título de un auto. Incluso si lo querés regalar tenés que hacer una transferencia”, explicaba la secretaria de la Asociación Centro Este, Andrea Astudillo.

Antidopping

Aparte de poder registrar a los perros, los galgueros reclaman que ellos no tienen la oportunidad de hacerles análisis antidoping a sus animales como pasa en carreras de caballos o partidos de polo porque su actividad no está legislada.

“Yo me comprometo, pueden hacerle un examen a cualquiera de nuestros perros al azar sin problema. Firmamos los papeles que quieran. Si encuentran algún resultado positivo, que tomen las medidas necesarias contra el dueño. Para que vean que vean que nosotros no escondemos nada, los perros están a disposición”, aseguró Terrera.

Maltrato

Los deportistas descansan en sus propias camas.

Aunque la actividad no esté legislada, es una cuestión de “códigos”. Cristian Orihuela, otro de los galgueros, aseguró que no se permite el maltrato a los animales en las carreras ni fuera de ellas. “En una oportunidad, en un canódromo uno de los dueños golpeó a su perro y lo agarraron a las trompadas. Incluso hicieron circular su foto para que no lo dejen entrar más a los canódromos”, describió.

Dieta

Todos los galgueros, e incluso el veterinario de los perros de carrera, Damián Basile, le describieron al Post en qué consiste la dieta de estos deportistas. “Los perros toman yogurt en la mañana con cereales o alimento especialmente diseñado para animales deportistas. A la noche comen un plato de arroz, manzanas, zanahorias y carne. El 80% de su dieta está basada en carne molida especial”, describió el veterinario.

¡Delicioso!

Perros viejos

Los perros que ya no corren en general siguen viviendo con las familias que los criaron. Según los testimonios de todos los entrevistados, cuando los perros cumplen aproximadamente 4 años dejan de correr carreras. Es como si se jubilaran y comienzan una vida tranquila sin competencias.

“Es mentira que los tiramos o que los matamos. Los seguimos cuidando como siempre y los cuidamos como mascotas. Incluso algunos los consideran sus hijos”, agregan los galgueros.

Bestia de 7 años y Chita de 8 todavía viven con sus dueños.

Solidarios

Según contó Orihuela, en el canódromo de Maipú se cobra una entrada que se dona a un jardín maternal y una escuela primaria. Ellos aseguran que todos los sábados llevan las donaciones a estos lugares con la recaudación. 

En fin, los galgueros defienden su actividad y consideran que en lugar de prohibirla, la ley debería regular su actividad para que les hagan exámenes antidoping o revisen a los perros para saber si sufren maltrato. Pero los escucharon tarde.