Un fiscal aceptó tener relación con banda de trata de mujeres - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 16 Nov 2016Miércoles, 16/11/16 atrás

El ex fiscal federal de Paso de los Libres, Benito Pont, admitió ante la justicia federal de esa ciudad correntina en el marco de una causa por trata, sus vínculos de amistad y parentesco con otros acusados señalados por el regenteo de locales donde se explotó sexualmente a las víctimas.

El ex funcionario reconoció su amistad con el empresario Ricardo Aguirre, imputado como administrador de un motel donde eran explotadas sexualmente víctimas de trata y admitió su vínculo familiar y conversaciones con el ex oficial de gendarmería José Viero, sospechado en la misma investigación y titular del inmueble donde se encuentra el alojamiento.

Desde las 10 de la mañana y hasta las 20 de anoche se sustanció en el juzgado federal de Paso de los Libres la declaración indagatoria del ex fiscal de ese distrito, Benito Pont, quien abandonó el cargo en junio pasado tras ser imputado en la causa por trata y la explotación sexual de al menos 38 víctimas.

Pont, asistido por la defensora oficial Laura Martín, inició su declaración tras la lectura de la acusación y pruebas recolectadas en la investigación que llevan adelante los fiscales Carlos Schaefer, Fabián Martínez y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) y se tramita ante la jueza federal Cristina Pozzer Penzo.

El lunes comenzó la audiencia con las lecturas de rigor y ayer el ex funcionario aceptó brindar una declaración, pero se negó a responder preguntas de la fiscalía, según señala el expediente al que tuvo acceso Telam.

Uno de los lugares donde explotaban a las mujeres

Pont "fue socio comercial de Ricardo Aguirre (...) desde 1987, y no solo no se excusó en aquellas causas en las que se encontraba investigado, sino que con su actividad favoreció su impunidad", indica la documental en cual se volcó ayer la declaración del ex fiscal.

Dijo sentirse "dolido" y afirmó que no percibe su jubilación por su involucramiento en el caso que sigue las pistas de una organización de 26 integrantes, responsables de la explotación sexual de al menos 38 víctimas de trata en locales nocturnos y el hotel Momentos de Paso de los Libres.

Se defendió al afirmar que es un caso "absolutamente carente de pruebas, infundado y que se asemeja más a un informe de inteligencia efectuado por legos que a un requerimiento de instrucción penal".

No obstante admitió ser amigo de Aguirre "y también socio de una sociedad comercial hace más o menos 30 años". "Acá creo que le compré un auto para mi hermano nada más", agregó el ex fiscal.

Y sobre Viero -hermano de su esposa- reconoció haber tenido diálogo sobre el hotel investigado, luego de renunciar como fiscal.