Circula en Mendoza cadena con información falsa sobre una enfermedad - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 14 Nov 2016Lunes, 14/11/16 atrás

Las redes sociales son de mucha ayuda para un sinfín de necesidades pero tiene su contracara: la desinformación. Muchos hacen circular cualquier cosa que les llega como cadena sin siquiera hacer una pequeña búsqueda en Google, por lo menos. Esto a veces produce paranoia, miedo y pérdidas de tiempo.  

La supuesta infección en la mano da casi risa.

Hace un par de días que en Mendoza está pasando, una vez más esto. Cuando no es la Traffic blanca que secuestra niños en las escuelas es un violador que aparece y desaparece como arte de magia, aunque nunca haya denuncias sobre estos delitos. Ahora la cadena con información falsa que está circulando se refiere a un insecto portador de una supuesta grave enfermedad.

El jefe del Departamento de Toxicología de Mendoza, Sergio Saracco, negó de plano que la enfermedad que transmite este insecto se haya dado en la provincia al ser consultado por el Post.

Sergio Saracco.

Al respecto sostuvo que "se trata de un insecto de agua gigante, de la familia de los los belostomátidos (Belostomatidae), familia de insectos hemípteros del suborden Heteroptera que agrupa las nipas (chinches acuáticas) gigante.

La cadena con mala información

Atención gente. Por favor atiendan !!! Porque este insecto está causando graves problemas en niños y adultos. Si por acaso ven , no lo maten con las manos o los pies, porque transmite un hongo que se disemina rápidamente por las manos y los pies y luego todo el cuerpo. Por favor avisen a sus amigos , vecinos y parientes...alerta !!!!

Es un bicho que porta huevos y un poderoso hongo. Si lo matas con la mano o con el pie te hace eso. Me lo pasaron del Hosp Militar con la indicación difúndalo.

Así funcionan los mitos

Claramente, muchas personas con el afán de sentirse comprometidas con su sociedad hacen circular cualquier cosa que les llega al teléfono a sus redes sociales. No importa si es falso o no, lo comparten, lo reenvían y listo, se olvidan y no se ponen a pensar si, en realidad, están desinformando.