Mujeres desnudas escracharon al ex director del FMI - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 10 Feb 2015Martes, 10/02/15 atrás

Varias mujeres activistas del grupo Femen se reunieron para protestar desnudas y escrachar en Francia  al ex director del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Khan, acusado de proxenetismo.

El economista fue cuestionado por las mujeres desnudas que llegaron al juicio para protestar.

Strauss-Kahn niega el proxenetismo: "No sabía que eran prostitutas".

Quien podría haber sido presidente de Francia si no hubiese sido revelado el escándalo está acusado de participar en orgías con prostitutas mientras era director del organismo de crédicto.

A su llegada al tribunal por la mañana, tres activistas de Femen a pecho descubierto y con inscripciones en el cuerpo, se abalanzaron sobre el coche del ex director gerente del FMI lanzando gritos de condena contra los clientes de prostitutas y los proxenetas.

El principal elemento de acusación contra el exministro socialista francés son los testimonios de las prostitutas, que afirman que sí sabía que ellas estaban allí por dinero, y que no podía ignorarlo, entre otras cosas teniendo en cuenta las prácticas que se daban, próximas al bestialismo.

El juicio

El exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn mantuvo hoy su línea de defensa en el juicio en su contra por proxenetismo que se sigue en Lille (norte de Francia), al afirmar que ignoraba la condición de prostitutas de las mujeres que participaban en sus orgías.

Strauss-Khan saliendo del juicio.

Strauss-Kahn declaró en el juicio abierto el pasado día 2, en el que él y otras 13 personas se sientan en el banquillo de los acusados por haber organizado orgías con prostitutas destinadas a agasajar al hombre que dirigía el FMI y que las encuestas situaban hasta mayo de 2011 como favorito para conseguir la presidencia francesa en las elecciones de 2012.

Mientras Strauss-Kahn, en un tono calmado y relajado, rechazaba las acusaciones, se sucedieron los testimonios de algunas de las prostitutas que participaron en las orgías, constituidas en acusación particular y que afirman que el político no podía ignorar su condición de profesionales.

Esa es la base de la acusación, lo que sustenta que los jueces instructores decidieran sentarle en el banquillo en contra del criterio de la Fiscalía y que le acusaran de un delito por el que puede ser condenado hasta a diez años de prisión y 1,5 millones de euros de multa.

La sesión del juicio, que acapara la atención mediática en Francia, comenzó de forma accidentada esta mañana, cuando tres activistas del colectivo Femen recibieron al coche de Strauss-Kahn a la entrada al tribunal con los senos al aire y gritos de condena contra el exdirector gerente del FMI.

Ante las preguntas del juez, Strauss-Kahn admitió haber participado en las orgías y afirmó que son menos de las que dicen los instructores -"unas cuatro al año durante tres años, no la actividad frenética que se desprende de la acusación"- pero negó rotundamente saber que las mujeres estuvieran pagadas.

"No sabía que las invitadas eran prostitutas (...) No me considero en absoluto organizador de esas fiestas, siempre me consideré un invitado", aseguró.