Así planearon la fuga el "Gato" Araya y sus secuaces - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 10 Feb 2015Martes, 10/02/15 atrás

Un plan ideado con tiempo pero con fallas importantes que incluía cortes de luz, sierras, barrotes, chuzas, apoyo externo y hasta un posible enfrentamiento a tiros con los guardias. Todo eso formaba parte del diseño de fuga que Marcelo "Gato" Araya y otros ocho internos del pabellón de máxima seguridad del penal Almafuerte pusieron en marcha el domingo, pero que fue abortado. 

El plan

Autoridades penitenciarias sabían desde finales del año pasado que Araya y otros presos peligrosos estaban planeando una fuga. Por ese motivo, según informó diario El Sol, se extremaron los controles de seguridad en el módulo 5 de Almafuerte donde conviven 19 internos. Aún no está claro si todos participaron del intento de fuga.

El protagonista

Araya es uno de los presos más famosos de Mendoza. Está condenado a prisión perpetua por instigar en 2010 los crímenes de Ezequiel Salas (en el barrio La Gloria) y los albañiles Darío Chochán Echevarrieta y José Chirola Escudero (caso conocido como el doble crimen de El Carrizal), en el marco de la guerra de bandas por el control del barrio La Gloria, que provocó varias muertes. 

Está enfrentado a Daniel "Rengo" Aguilera, jefe de la barrabrava de Godoy Cruz

El pasado 21 de enero Pablo Araya, hermano del "Gato", fue acribillado en el barrio Chile por dos personas que se movilizaban en una moto. 

Araya cumple una condena perpetua en Almafuerte

Pablo estuvo detenido y era sindicado como mano derecha de su hermano, pero quedó libre por falta de mérito. Era el nexo con el exterior que tenía el "Gato", quien quedó muy afectado por la muerte. Pidió autorización para asistir al velorio, pero le fue denegada.

Investigadores calificaron de "precario" el intento de fuga. Por eso consideraron que el plan de Araya se aceleró tras el asesinato de su hermano.

Los secuaces

Otro preso que intentó escapar fue Héctor "Hueso" Morales, quien cumple una condena a perpetua por el homicidio de Salas. También estaba en el grupo Ángel Alberto Tello Espinosa, uno de los tres internos que logró fugarse del penal de Almafuerte en enero del 2012. 

A oscuras

El domingo, minutos después de las 21, se cortó la luz en el módulo de máxima seguridad. Claro que no fue un desperfecto casual: los internos rompieron instalaciones eléctricas en un entretecho y en un tomacorriente, lo que provocó cortocircuitos.

Mientras los agentes penitenciarios intentaban que regresara la luz, los presos ponían en marcha el siguiente paso de su plan de escape.

Las herramientas

Los presos rompieron una ventana y lograron sacar barrotes, que fueron utilizados para romper una puerta. Luego, con una sierra, quisieron cortar una reja (tipo leonera) que antecede a otra puerta. 

En ese momento fueron detectados por los penitenciarios, que lograron abortar el intento de fuga con balazos de goma, que hirieron a algunos presos (uno de los proyectiles alcanzó a Araya en el glúteo).

Los presos contaban con dos chuzas, tres sierras y dos barrotes

Se investiga cómo llegaron a sus manos esas herramientas: si fueron facilitadas por algún penitenciario o si los reos las sacaron de algunos de los talleres en los que participan.

El apoyo externo

Mientras los presos intentaban escapar, por las inmediaciones del penal Almafuerte apareció una camioneta VW Amarok blanca. Se detuvo a pocos metros del ingreso al complejo. 

El plan de fuga del penal necesitaba apoyo externo

"Fue sospechoso porque nadie bajó y por esa zona no hay otra cosa que hacer más que ir a la cárcel", señaló un investigador al diario Los Andes.

Cuando fue advertido por un agente, el vehículo desapareció

Para completar la fuga, Araya y los otros internos necesitaban apoyo externo.  Una de las hipótesis es que otras personas debían cortar las telas perimetrales y enfrentarse a los tiros con los guardias mientras los presos corrían hacia el exterior.