Así será la embestida del gobierno contra Bonadío - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 9 Feb 2015Lunes, 09/02/15 atrás

“No voy a hacer declaraciones sobre eso”, dijo el hijo del juez Claudio Bonadío, Mariano Fulvio, a diario Perfil en octubre del año pasado.

Su frase llegó luego de que le fuera preguntado qué opinaba sobre la embestida kirchnerista hacia su padre por la causa judicial que lleva adelante contra una empresa de Cristina Kirchner.

Lo curioso es que será el propio Mariano Fulvio quien encabezará, involuntariamente, la arremetida que prepara el gobierno contra su progenitor.

Ello se desprendió del mensaje que fue tirado la semana pasada por debajo de la puerta de la secretaría privada del juez.

No era manuscrito ni había sido tipeado a máquina. Estaba compuesto por recortes de letras de distintas revistas. Su contenido era el siguiente: "(El escritor y periodista Jorge) Asís tenía razón. La yegua también lo mandó a matar. Cuide a su hijo. Le están armando una causa por drogas".

Bonadío denunció que lo amenazaban la semana pasada

El dato es real, pero incompleto: el gobierno impulsa en estas horas una investigación contra el joven Bonadio por su paso en 2004 por el directorio de Mansue SA, la estación de servicio de su tío Carlos Alberto –y de la cual su padre tiene el 20% de las acciones–; se trata de la empresa que Cristina Kirchner expuso como “irregular” para contrarrestar el allanamiento a Hotesur.

A su vez, el kirchnerismo busca desempolvar un expediente que complica a Bonadío por su supuesta manipulación. Ahí sí aparece el tema de la drogas y hasta una muerte dudosa.

Este expediente se suma a la denuncia que ya tiene el juez en el Consejo de la Magistratura por haber ostentado “mal desempeño“ respecto de un expediente que investiga cómo media docena de pacientes hemofílicos se contagiaron masivamente de HIV y Hepatitis C mediante el suministro de concentrados importados contaminados.

“Bonadio jamás impulsó la causa", dijo al respecto el abogado Gonzalo Giadone.

La trama de la nueva embestida comienza en 2012, cuando una joven llamada Sabrina Castañares murió por transportar cápsulas de cocaína. Su madre, Liliana Fernández denunció que la causa judicial fue “manipulada y archivada” para evitar su ingreso en los tribunales federales.

Bonadío se encuentra en la mira del gobierno por meterse con la familia Kirchner y sus hoteles

En una trama que no carece de complicaciones semánticas, la mujer relacionó lo sucedido con la actuación de Bonadio. “Olga Ibarra, funcionaria de Migraciones, junto a su hijo Pablo González (expareja de su hija) se cansaron de chapear con la figura de Bonadío”, según la mujer.

Tras aventurar “una relación” entre Ibarra y el juez, Fernández dijo que el juez "siempre lo sacaba de prisión” a González.

Según Fernández, Ibarra "se cansó de chapear (con Bonadío) en el hospital; de hecho, cuando mi hija se murió, le dieron el informe a ella y no a mí, no a la familia. Ella hizo y deshizo”, insistió.

Fernández lamentó que “la causa” se haya “archivado como muerte dudosa” y que “no haya ingresado a los tribunales federales para ser investigada como corresponde”.

Como se dijo, este expediente es el que va a utilizar el gobierno para embestir contra Bonadio, un juez federal que lleva 20 años en el Poder Judicial y que llegó a tribunales de la mano del menemismo.