Chile se impone como destino de consumo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 1 Nov 2016Martes, 01/11/16 atrás

En el último tiempo, Chile se ha vuelto (aún más) un destino de consumo, no solo para los mendocinos, sino para gran parte de los argentinos.

La periodista Florencia Donovan realizó un informe especial para La Nación sobre este auge en el país trasandino.

Juan Manuel Coyle, de 40 años, es uno de los tantos argentinos que el fin de semana viajaron a Chile en un tour de compras. "Santiago estaba vacía de chilenos, porque era feriado, y llena de argentinos. Somos fáciles de reconocer: las chicas iban con valijas para no cargar bolsas", describió Coyle, que admite que en cuatro días abasteció el placard por los próximos seis meses. "Y el beneficio es doble, porque con los gastos con tarjeta sumo millas para volver", remata.

Los datos de consumo con tarjeta en el exterior reflejan el creciente interés: según las emisoras de plásticos, por cada US$ 300 que un argentino gasta en Estados Unidos (sigue en el primer lugar) invierte 100 en Chile, 60 en Brasil y 50 en España.

De la ropa a la tecnología, los precios en Chile difieren mucho con Argentina.

Según confiaron fuentes del sistema financiero al informe de Donovan, en los últimos meses se produjo el posicionamiento de Chile como el segundo país del exterior en el que más gastan los argentinos con tarjeta de crédito.

Históricamente, Estados Unidos fue siempre el destino que concentró la mayor cantidad de consumos con tarjeta de argentinos, seguido por Brasil y, en tercer lugar, por España. Pero, según datos relevados entre los principales emisores de plásticos, la situación está cambiando.

"El consumo promedio con tarjeta de los argentinos que viajan a Chile no se modificó: se mantiene en 750 dólares", reveló un ejecutivo de una entidad líder. "Pero lo que llevó a que Chile ganara relevancia como destino de consumo con tarjeta fue que creció en un 60% la cantidad de argentinos consumiendo con tarjeta allí. Eso hizo la diferencia para desplazar a Brasil y a España", dijo, con la condición de no ser identificado.

Varias marcas que no están en el páis pueden encontrarse en Chile.

En rigor, coinciden en los bancos, el total consumido con tarjeta en el exterior no varió demasiado con respecto a 2015. En septiembre pasado, último dato disponible, se mantuvo en torno de los US$ 360 millones, según datos del Balance Cambiario del Banco Central. Lo que sí crece es la participación relativa de Chile con respecto a otros países.

Por cada 100 dólares que los argentinos consumen con tarjeta de crédito en Chile, hoy por hoy gastan el equivalente a US$ 60 en Brasil y a US$ 50, en España, explicó Martín Lang, presidente de Mastercard en la Argentina. La relación con Estados Unidos es de 3 a 1: por cada US$ 300 dólares que los argentinos gastan con tarjeta en ese país, desembolsan 100 del otro lado de la cordillera.

Si bien hace tiempo que Chile viene creciendo como polo de atracción turística y de compras, en el último año varios factores macroeconómicos se conjugaron para darle todavía más impulso en términos relativos frente a otros destinos. .

Precios, marcas y variedad

Pero, también, Chile tiene atractivo como destino en sí mismo, gracias a un esquema tarifario distinto al de la Argentina y al de Brasil, que hace que rubros como el de la tecnología y la ropa sean más baratos. "Con Brasil compartimos la estructura de aranceles, como Mercosur; con Chile, no. Eso se nota", dice Cohan.

La tecnología, otro de los rubros más buscados en Chile.

Coyle confirma que en indumentaria y en tecnología en Chile se consiguen precios mucho más bajos que los que se ven en los comercios en el país. "Las Adidas Superstar, que en Buenos Aires no bajan de 1700 pesos, allá se venden a 1000", ilustra.

Pero, además, en Santiago en los últimos años se instalaron muchas marcas internacionales low-cost como H&M y Forever 21, que atraen sobremanera a los consumidores locales. Coyle dice que en estas grandes tiendas la gente hasta se lleva los talles en fotos en el celular para evitar las colas de los probadores.

Con cinco vuelos diarios a Santiago, en 2016 Aerolíneas Argentinas reemplazó todos los aviones Embraer que usaba para esta ruta, por Boeing, para poder así incrementar en un 30% su capacidad de asientos. "Siempre fue una ruta demandada, pero no deja de crecer. El último fin de semana largo tuvimos el 87% de ocupación en los vuelos", explicaron en la línea de bandera.

Cada vez más argentinos eligen cruzar la cordillera para ir de compras.

El consumo con tarjeta es un indicador no menor del gasto de los viajeros argentinos. Chile es, después de todo, un mercado maduro en el uso de plásticos. A diferencia de lo que sucede en el país, allí todo se puede pagar con tarjeta de crédito, hasta el gasto más insignificante. Tal vez aún no le alcance para superar a Miami, pero definitivamente se apresta a darle pelea si la tendencia sigue así en los próximos años.