Así recordaron a Ayelén - Mendoza Post
Sábado 29 Oct 2016Sábado, 29/10/16 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Amigos y vecinos de Ayelén Arroyo la recordaron ayer, al cumplirse un mes desde esa mañana en que su padre la asesinó a cuchillazos. 

Ayelén tenía 19 años, pocos días después de su muerte hubiera cumplido los 20, pero no llegó porque su padre, Roque Arroyo, decidió matarla cuando supo que su hija había denunciado las constantes violaciones a las que era sometida desde hacía al menos 7 años. 

La joven tomó la decisión de denunciar penalmente a su padre luego de que, mientras ella cambiaba los pañales de su propia hija de un año, el padre le dijera "ya está para estrenarla".

Ver también: "El padre le daba anticonceptivos a Ayelén"

La denuncia fue radicada el 21 de septiembre y el fiscal a cargo, Fabricio Sidoti, ordenó la exclusión del hogar de Roque Arroyo y emitió una prohibición de acercamiento para proteger a Ayelén. Sin embargo, cuando la policía retiró a Arroyo del lugar para llevarlo a su nueva residencia, la misma se encontraba a 50 metros de la casa de Ayelén. 

El fiscal Sidoti tiene un pedido de jury por parte del gobierno por su actuación en este caso.

14 días después, cerca de las ocho de la mañana Arroyo cruzó a la casa donde estaban Ayelén, su hermano de 11 años, Luciano y su hija de 1 año y atacó a la joven con un cuchillo provocándole varias heridas. Ayelén murió desangrada. 

El día anterior, Ayelén quiso denunciar que sus hermanos le habían quitado la llave dejandola sin posibilidad de cuidarse de su propio padre pero no le recibieron la denuncia porque en el juzgado de familia estaban de paro.   

Ayer por la tarde, sus vecinos y amigos la recordaron. Dejaron velas y flores en la entrada de la que era su casa, y colgaron una enorme bandera negra que dice "No tenemos miedo"

Ver también: "El hermanito y la hija de Ayelén, aislados"