La capacidad de compra de las familias sigue en baja - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 28 Oct 2016Viernes, 28/10/16 atrás

 Un informe de FyE Consult detalló que el deterioro de la capacidad de compra de las familias se debió a la abrupta suba de los precios domésticos, del 44,1% interanual en octubre (supone una suba del IPC porteño de 2,5% para el mes en curso), "que provocó una pérdida significativa del poder adquisitivo del dinero, que fue superior a diciembre último (27,1% interanual), producto del reacomodamiento al alza de los precios relativos internos (devaluación, tarifazos, inercia previa y efectos de segunda ronda)".

También hubo un impacto de un de la demanda laboral, que se reflejó en una pérdida de empleo de 107.108 puestos de trabajo formal entre agosto 2015 y agosto 2016, una baja de 1,7%. Otro factor fue que las subas salariales que se pactaron este año implicaron un rezago frente a los precios: mientras que los convenios se cerraron en torno a un 30% y un 35%, la inflación para el año se ubicaría más cercana al 40%, según calculan analistas privados.

Un cuarto factor que señala Hernán Hirsch, de FyE Consult, es que "la política monetaria contractiva del Banco Central que retrajo el crédito a las familias, al pasar del 36,7% al 18,5% interanual entre noviembre y octubre".

De todos modos, el dato alentador es que, aun cuando el ritmo de caída interanual siguió siendo importante en octubre, la capacidad de compra de las familias se mantuvo relativamente estable desde julio.

En ese aspecto, hay que destacar que este índice dejó de caer en la medición mensual, en términos desestacionalizados, desde julio último, y registró cuatro variaciones consecutivas positivas. Sin embargo, estas subas fueron aún reducidas.

También las ventas minoristas de la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), según las estimaciones elaboradas desde FyE Consult, también se habrían estabilizado entre julio y septiembre, aunque nuevamente, no habrían mostrado un repunte importante.

De continuar esta tendencia positiva, el último trimestre del año la capacidad de compra de las familias podría registrar una mejora del 3,5% con relación al período anterior, en términos desestacionalizados anualizados, destaca el informe de la consultora, dice Ambito.com