"Bochazo a la ley de Obra Pública": para un sector frena la reactivación - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 27 Oct 2016Jueves, 27/10/16 atrás

Nadie en el gobierno, ni en los sectores privados se esperaba lo que sucedió ayer en Diputados cuando el proyecto de Participación Público Privada (PPP) para la obra pública volvió a comisiones luego de ser rechazada por el massismo y el peronismo.

Pero desde el sector privado, la reacción fue de perplejidad y desconfianza. "¿Cómo fue que pasó esto?, es fundamental para nosotros que salga la ley", explicaba un hombre fuerte de la industria y miembro de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco). "¿Ahora vuelve todo para atrás, a discutir todos los artículos?", preguntaba incrédulo.

Es que en el mundo de las grandes constructoras que hoy se presentan como pilares de la reactivación de la mano de la obra pública la ley de PPP es "fundamental".

"La ley es necesaria porque actualiza la vieja ley de concesiones. Además, se utilizó para hacer innumerables obras en todo el mundo y permite la gestión y financiación privada sobre obras de infraestructura. Ahora el país no puede no contar con una buena ley en ese sentido para dar seguridad jurídica a las inversiones", agregó una segunda voz de Camarco, según el diario El Cronista

Los hombres de negocios sienten una especie de desilusión con el resultado, ya que no hace mucho los principales funcionarios relacionados a la obra pública, el ministro de Interior Rogelio Frigerio, el de Transporte Guillermo Dietrich, el de Energía, Juan José Aranguren, y el secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín, pasaron por el encuentro anual de Camarco asegurando a quien quisiera escuchar que se "preparen" para el momento en que la norma salga.

Con esta ley, el gobierno tenía como objetivo captar entre u$s 30.000 y u$S 40.000 millones de inversiones privadas para ser utilizadas en grandes obras de infraestructura.

Para atraer esos capitales, la ley buscó brindar las garantías que otorgan cobertura suficiente al sector privado frente a posibles riesgos: le daba la posibilidad a los inversores de llevar al Estado argentino a los a juzgados internacionales frente a un incumplimiento.

Ahora, devuelto el proyecto a comisiones, los legisladores de la oposición buscarán introducir la mayor cantidad de cambios y, claro está, negociarlos.