Nuevo quincho: Ésta es la negociación y así se suben el precio en el PJ - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 8 Feb 2015Domingo, 08/02/15 atrás

El gordo estaba entusiasmado. El hormigueo preelectoral del peronismo se desparramaba por todos los vasos comunicantes de las agrupaciones de Mendoza hasta terminar en la birome del gran armador, el gran elector del peronismo mendocino, Juan Carlos “Chueco” Mazzón. Todo ese movimiento le provocaba una excitación casi adolescente. Le maravillaba además que el partido más grande y que más veces gobernó la democracia argentina, terminase siempre eligiendo a sus principales candidatos en una “mesa” de consenso, eufemismo por acuerdo de cúpulas a espaldas de la gente, que terminaba arbitrando el “Chueco”.

(¿Qué birome, qué lapicera, qué papel usará para escribir la fórmula y los cargos principales? ¿Lo hará con lápiz para volver a escribir? ¿Se sentará en una silla y pronunciará los nombres delante de alguien? ¿Cómo lo haría?) Se preguntó el gordo mientras preparaba uno de sus platos más populares: pollo a la sal. En una gran asadera ponía una base de 2 kilos de sal gruesa, y encima colocaba tres pollos a los que sólo había quitado los menudos, y simplemente los horneaba bien fuerte por lo menos una hora antes de darlos vuelta en la cocina de leña del quincho. El Ruso, recostado en la última hamaca de auténtico lino desde las épocas del libre comercio, garabateaba papelitos. Todos iguales y del mismo tamaño. -¿Qué escribís?- preguntó Julián, mientras se ponía a saltear unas verduras “a la chapa” y a freír papas bravas en un caldero, con unos cuántos leños encendidos debajo. El Ruso sonrió apenas. –Son unos papelitos para pasarles a las periodistas y “periodistos…” y que hablen bien del Guillermo Carmona, como hicimos el otro día en la conferencia de Unidos y Organizados. A ver… es marketing… ni siquiera es política…- dijo el Ruso. El gordo abrió la boca pero la cerró de inmediato, y no agregó ni una palabra más.

¿Para dónde saldría disparada la interna del PJ?

Desde el cuadro que adorna la pared norte del quincho, los aprestos para la interna eran afiebrados. Hasta que alguien le alcanzó una lapicera al general, la que tomó para escribir con su letra pareja y atildada en un cuaderno Rivadavia de 60 hojas, tapa dura: “Cámpora-Solano Lima”. Cerró el cuaderno y la historia reescribió sus capítulos otra vez.

Julián dio vuelta los pollos. La preparación a la sal tenía el secretito de que absorbía la humedad de la carne y ésta quedaba crocante y tomaba sólo la sal necesaria para el sabor. Un equilibrio perfecto de un plato simple, que había elegido porque sabría que la noche sería difícil, con sus amigos queriendo saber lo que pocos saben. Así es que abrió una botella del Grafito Malbec de Jimena López Campos, y se entregó. Los muchachos fueron llegando de a uno y se acomodaron alrededor de la mesa. Ludovico apareció más tarde, porque había estado buscando laburo en Chile. Ya le habían dicho que los muchachos radicales estaban durísimos y no les darían ni agua a sus amigos nuevos del PRO. Don Giuliano, el tío Anarco, llegó vestido de pantalón bordó de hilo, zapatos color crudo y una camisa blanca de lino arrugadísima e impecable. Los muchachos se le quedaron mirando, atónitos.

-¡¡Tío!! ¿¿Qué te pasó??

-Nada… me enamoré de Laura Alonso… la diputada del PRO… ¡Qué lástima que sea imperialista! Esos anteojos enormes que la hacen sexy e interesante… malhablada… atrevida… movilizadora… Le escribí y estoy esperando que me responda… ¡Con esa chica, podemos terminar la revolución!- dijo Giuliano, y brindó con la primera copa de Grafito de la noche. El Omar, el radical-radical que habla con todos, estuvo a punto de llamar al ECI pero Julián lo frenó con un gesto disimulado de las manos. Con la cena servida y las copas ocupadas, ni siquiera fue necesario preguntar. El gordo arrancó solito.

-Miren muchachos… esto es así de simple. El peronismo es así… nos importan tres carajos las PASO y al que se presente por afuera del arreglo oficial, le vamos a pasar por arriba…- dijo como para empezar bien arriba.

-No te creo…- atajó el Omar. –Matías Roby tiene la guita que necesita o tiene donde conseguirla, cincuenta palitos para la campaña, y está dispuesto a ir a las PASO aunque sea con una boleta cortita…- apretó el radical de la mesa, mientras le afanaba el cuerito crocante del pollo a Ludovico, que a modo preventivo le pinchó la mano con el tenedor. No le importaba nada, a esta altura.

-Matías no puede ser candidato. Al Paco le aseguran la candidatura a diputado nacional, encabezando la lista como todos los gobernadores con la reciente excepción del Celso hasta que le “pagaron” con una embajada en Colombia; pero a condición de que Matías se baje. La cuestión es que no puede un ministro enfrentar a una lista donde va a estar el Paco.

-¿Y el Paco qué dice?- preguntó Ludovico, mientras lo miraba al tío anarco mirar embelesado una foto de Laura Alonso.

-Que hay que tener paciencia, que ya se va a desactivar…- contestó el gordo, sirviendo generosas porciones de papas bravas para acompañar el pollo a la sal.

-No creo… Hasta hace una semana, o tal vez dos, Matías se bajaba si había acuerdo del PJ, pero ahora nadie le ha preguntado nada. Sólo ha tenido una conversación telefónica con el Chueco Mazzón, de contenido ignoto. 

Y como le chupa un huevo, pero le chupa un huevo de verdad el ritual de apareo del peronismo,  dice que va o va. 

Al menos eso dicen… incluso se sabe que ha estado conversando mucho con Ariel Pringles, que es algo así como una de las patas gremiales del peronismo…- contó el Ruso. Julián lo contrarrestó.

-En el PJ hicieron circular una encuesta y se ocuparon de que llegue a manos del kirchnerismo, vendiendo imagen negativa alta de Matías. Pero me parece que es una maniobra para bajarle el precio y evitar que haga un acuerdo con los K…- dijo el Gordo. –Lo que sí me aseguraron es que anda con la ambulancia recogiendo enojados y no le va mal…-

-A ver muchachos vamos a resumir un poco cómo va la cosa hasta ahora…- dijo Julián y agregó una cuota de suspenso bajando media copa de Grafito de una sola vez, un vino fuerte, de mucho carácter, de esos que te hacen pensar “¿Y este vino, cómo carajo lo hicieron?”. La mesa prestó atención. El Omar, incluso, soltó las papas fritas, todo un dato.

-El arreglo es así. Va el Adolfo Bermejo como candidato a gobernador. Pero quiere buenos lugares en las listas distritales, porque si va a poner la cabeza en una elección tan chiva como esta donde todos quieren sitios “entrables” en la hipótesis de la derrota, quiere estar preparado para después, cuando empiece a rodar la agrupación “22 de junio”

-¿Y eso?

-La del día después de las elecciones. En este esquema, Rubén Miranda es el primer candidato a senador, algo que a los azules mucho no les cuadra porque de última el Adolfo podría intentar la reelección en el Senado pero parece que el kirchnerismo vernáculo fue con cuentos a Buenos Aires y bloquearon ese casillero. Seguimos: Omar Félix no quiere ser candidato a vicegobernador porque está harto de ser segundo y amaga ir a la PASO si no le pagan bien el sacrificio. Pero la fórmula va a ser azules-integración, es decir que si no va el Omar, va alguien que elijan ellos. Lo de Cristina Da Dalt, la concejal del sur que está más rica que comer este pollo con la mano, lo están vendiendo por hora en la Corriente, pero no sé… ella dijo por ahí que no quería e incluso se sabe que algún precandidato que no es el Adolfo ya habló con ella. Hay que ver. La estrategia es buena porque lo que buscan es “empardar” a la Laura Montero. En todo este lío, hay que cerrar a Unidos y Organizados y todo el kirchnerismo. Anabel Fernández Sagasti podría ser la segunda candidata a diputada nacional, pero ese lugar lo quieren los turcos del sur para el Omar, que es director de YPF pero se le va a acabar seguro gobierne quien gobierne la Argentina. Los chicos K quieren también lugares en las listas distritales y en los concejos deliberantes y los piden en voz alta, porque amagan hacer lo de San Carlos, cuando mordieron solitos por fuera del PJ.

-¿Y con Carmona?

-Conociéndole, Guillermo va a ir seguro a las PASO. Acá le ofrecen ser el candidato al Parlasur, pero no le cierra, porque si pierde el peronismo él se queda afuera. Y para estar afuera es mejor ser candidato a gobernador, dar la pelea y tonificar un poco el músculo del peronismo.

-Yo no entiendo cómo todo esto lo van a terminar resolviendo entre tres o cuatro… ¿Para qué queremos las PASO si al final esto es una joda, un “acuerdo de cúpulas”? ¿Por qué no se rompen los cuernos en una buena elección y así saben bien cuánto vale cada uno, cada sector, y se ponen a armar desde allí la próxima etapa? Van a hacer que la gente vaya absolutamente al pedo el 19 de abril a unas primarias mentirosas…- dijo el Omar. El tío Anarco asintió sonriendo. Sólo tenía ojos para ella.

-Claro, porque la fórmula Cornejo-Montero fue electa en internas abiertas o en una asamblea popular… No me jodas, la terminaron de arreglar entre Jaliff, Cobos y Cornejo. “Acuerdo de cúpulas”, el mismo método que el peronismo. ¿Qué te pasa?- retrucó Julián. Al Omar le dio un poco de vergüenza y se sumió en el silencio, ruborizado hasta las orejas. Los demás rieron y aplaudieron con ganas.

-¿Diego Martínez Palau qué va a hacer?

-No sé… parece que juega igual… tiene al mejor puntero del mundo…- dijo el gordo.

-¿¿…??

¡¡Randazzo!!

-...El otro día me encontré con un amigo peronista de otra provincia, dirigente importante que había ido a verlo por el asunto de un tren. Le dijo “¡Ah… vos venís de Comodoro!” y tomó un láser y en un plasma gigante puso en pantalla a todos los tipos que se habían hecho el DNI esa misma mañana en Comodoro Rivadavia. Y después cliqueó otra casilla y vieron los del mes. Mi amigo se quedó pasmado. Después lo llevó a otro tablero donde Florencio controlaba al segundo el atraso de los trenes. Muy impresionante… ¡El puntero del año! Y bueno, su candidato acá es Martínez Palau que quiere jugar sí o sí.

-No tienen estructura…- dijo Ludovico. El Omar volvió de su silencio.

-La estructura es la gente, y ahora no necesitás tener un puntero clientelar para meterte en la casa de alguien. Lo hacés primero por Facebook y por WhatsApp…- dijo el radical del grupo. Los demás lo miraron extrañado. Ludovico dijo que no le queda claro qué piensa Paco de la candidatura a gobernador.

-Simple, tiene el compromiso de hacer que Matías y Martínez Palau se bajen y no queden afuera del “acuerdo” y sí quiere que vaya Carmona, cosa de estrellarlo y que no pueda renovar la banca. No lo quiere ni un poquito… dijo Julián.

Los muchachos se entretuvieron un poco con comentarios veraniegos, mientras la cena iba llegando al final. Después del café y los postres, partieron raudos y esquivando la tormenta, rumbo a los autos.

-Gordo… Todo muy lindo… ¿Pero qué pasa con eso de que sin Guaymallén no hay Mendoza? ¿Qué va a pasar?

-Hay que esperar unos días. No apostaría ni cien pesos a que Abraham se lance el martes como dicen, cuando hagan su cuarta o quinta reunión de tribus. El “Pelado” no va a poner la cabeza gratis. A ver… El PJ en conjunto mide bien en el departamento y él es el que mejor rinde en las encuestas. Pero si el escenario se pone difícil y el PJ pierde… ¿Qué pasa? Al Alejandro le están pidiendo que deje la red nacional que tejió en este año y medio en el Congreso y que se haga cargo del muerto. Pero yo creo que sólo lo va a hacer si puede participar en la decisión de las listas distritales, la conformación del nuevo gobierno si lo hay y de la nueva Legislatura y de paso a ver si discutimos bien todo este asunto de los puestos “extra poder” por el que los radicales están zapateando tanto. ¡Si es todo parte de nuestra interna! Hay una versión que dice que si va Abraham, Lobos se baja, pero el problema es con qué le pagás el gesto. ¡Llevarlo a Lobitos en la boleta aunque sea como diputado es un quemo!

-Mirá… que se considere bien pago con estos años, que la hizo bien hechita… y que rece todos los días, a la mañana y a la noche, porque la Justicia lo saque derecho. Además, te voy a recordar algo. Celso Jaque era el gobernador y cuando le dijeron que no podía aparecer en la campaña porque “piantaba” votos de los candidatos, que además eran sus ministros, se puso al servicio del PJ.

-Tenés razón… Pero volviendo a Abraham, necesita un acuerdo grande porque él a su vez… ¿cómo les paga el apoyo al ‘Gaucho’ Arenas, Luis Francisco, Moreno Serrano? Hay una versión más, de un arreglo en el que no se presentan ni Lobos ni Abraham y pasa Guillermo Elizalde, pero él tampoco quiere arreglar con Lobos. Prefiere enfrentarlo en la PASO y no condicionar su lista ni mucho menos llevarlo como legislador o concejal.

-¿De los radicales sabés algo?

-Sí, están agrandadísimos. Y en charlas reservadas entre algunos ya especulan con quién va a la Corte, quién a la Fiscalía de Estado, quién a Irrigación, o a tal o cuál ministerio.

-¿Y a De Marchi y los gansos y el PRO, les van a dar la vicegobernación, el primer diputado y lugares entrables?

-Ni locos… ¿no los conocés? Los van a obligar a ir a unas PASO y después veremos. Pero la vice de Laura Montero, no se negocia…

-Y bueno ché… hacen bien… total para dar, siempre hay tiempo… ¿no?

-¿Vos creés?

-Sí, esta provincia da para todo…

-Jajajaaaaaaaa… Tenés razón. ¿Sabés cuándo va a cerrar el acuerdo del PJ?

-Sí, el 28 a la noche, contrarreloj y en el hotel… ¿no?

-Sí, como corresponde… ¿Qué gracia tendría la política, si fuese previsible y aburrida?

-…-

Dicho lo último, y mientras se iban tarareando una vieja canción de U2, desaparecimos en el sentido estricto de la palabra.