Declaró el nene que escapó de la masacre - Mendoza Post
Domingo 23 Oct 2016Domingo, 23/10/16 atrás
porLeonardo Otamendi
Editor Post

El hecho más sangriento de Mendoza en los últimos años tiene a todos los mendocinos, y también gran parte del país, muy conmocionados. El niño de 8 años que alcanzó a escapar de la masacre declaró ante el fiscal y le relató cómo Daniel Zalazar, de 30 años, mató a su ex pareja, a su tía y a la abuela de ambas e intentó asesinar a su bebé de 10 meses y a otro niño de 11 años.

Ver: Murieron desangradas

Zalazar, profesor de Taekwondo, fue imputado por el fiscal Santiago Garay por homicidio agravado por violencia de género (femicidio) y alevosía, dos homicidios simples y otros dos homicidios en grados de tentativa, por los niños a los que hirió de gravedad.

Zalazar al lado de su víctima y los hijos de ella.

El niño que declaró es el que se escapó, escondió en un baúl y desde allí llamó a su abuela, la madre de Claudia Lorena Arias (30). Le dijo “El Daniel se volvió loco, llamá a 5 ambulancias”.

La vivienda donde se produjo el triple femicidio.

El niño le contó a Garay detalles escalofriantes al tiempo que los pesquisas aún buscan el arma blanca con la que atacó a todos. “No hemos encontrado el arma”, le confirmó el magistrado al Post.

El acusado del múltiple asesinato.

En ese sentido, Santiago Garay explicó que tampoco hay indicios de uso de un arma de fuego. “Me refieren que uno de los niños (el de 11 años) tiene perdigones, pero en la casa no hay pistas de un arma de fuego utilizada y el niño cuando declaró tampoco dijo algo sobre un arma de esas características”, explicó.

Parece difícil de creer que Damián Zalazar sea el padre de la bebé de 10 meses. Le mató a su madre y también intentó asesinar a la pequeña. No tenía freno, quería terminar con todos y casi lo logró.

Tarjeta de bautismo: la bebé que está internada fue bautizada el 7 de agosto

Por esa razón será imputado por los delitos de homicidio agravado por violencia de género y dos intentos de homicidio, aunque los niños (su bebé y el de 11 años) se encuentren estables aunque aún grave.

La ex pareja de Zalazar, asesinada, junto con la hija de ambos.

Ver: Los rostros de las víctimas de la masacre