Desactivar el paro nos salió $7.500 millones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 13 Oct 2016

Asegurar la paz social en el tramo final del año representará para las arcas del Estado un costo fiscal de $ 7500 millones. Esa cifra es la que el Gobierno destinará al pago de un suplemento de fin de año para jubilados y beneficiarios de la AUH, además de la excepción de una parte del aguinaldo de Ganancias.

Por otro lado, el Ejecutivo definirá en los próximos días la posibilidad de otorgar un bono para los estatales de la administración nacional, en tanto que anunció que la semana próxima sentará en una mesa de diálogo tripartito a gremios y empresas para buscar una medida consensuada como alternativa a una compensación salarial para los trabajadores del sector privado.

El paquete de beneficios descomprimió la tensión en la relación entre la administración macrista y la cúpula de la central obrera y puso en suspenso la amenaza sindical de concretar un paro nacional en los próximos días, pese a que los sectores cegetistas más combativos renovaron la presión por una medida de fuerza.

Beneficiarios de AUH cobrarán $ 1000 por grupo familiar

Jubilados y Asignación Universal 

Entre las medidas anunciadas ayer se estableció que los jubilados que cobran el haber mínimo recibirán en diciembre un bono por única vez de $ 1000. En tanto, quienes perciben haberes superiores a $ 5.661 recibirán una suma proporcional hasta un tope de $ 6.661. Ese beneficio, que se abonará con los haberes de diciembre, alcanzará a unos 4 millones de jubilados, alrededor del 80% de los pasivos.

A su vez, los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) cobrarán también en diciembre un suplemento por única vez de $ 1000 por grupo familiar. A ese plus se sumarán los beneficios de otros programas sociales, como los planes "Argentina Trabaja" y "Ellas", cuyos montos serán actualizados y se eliminará la incompatibilidad para el cobro de los programas, según confiaron fuentes gubernamentales y sindicales.

Por otra parte, en relación a Ganancias, se definió que quedarán exceptuados de tributar por el impuesto los medio aguinaldos netos de hasta $ 15.000 y hasta un tope de remuneración bruta de $ 55.000. Así, por ejemplo, los trabajadores con sueldos brutos de hasta $ 35.000 y que les corresponde un medio aguinaldo neto de $ 15.000 no sufrirán descuentos, en tanto que aquellos que perciban remuneraciones brutas de entre $ 35.000 y $ 55.000 solo tributarán Ganancias en forma proporcional por la parte de su aguinaldo que supere los $ 15.000 netos. De acuerdo con los cálculos oficiales, esa medida beneficiará a 1,2 millón de trabajadores y redundará en un ingreso adicional de bolsillo en diciembre de hasta $ 5000. En tanto, aquellos trabajadores que tienen sueldos superiores a los $ 55.000 brutos tributarán por Ganancias sin ningún beneficio.

No hubo bono para todos

Una parte de ese costo será solventado por las provincias, que dejarán de recaudar una fracción de los ingresos por la eximición impositiva del medio aguinaldo.