Uno de cada dos hombres admite mandar fotos hot por celular - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 1 Oct 2016

 El 50 por ciento de los varones adolescentes admitió enviar fotos desnudo o semidesnudo y en poses provocativas, una práctica que viene en aumento en la Provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, donde cada mes se realizan al menos 120 denuncias por ese delito conocido como sexting.

Un adolescente de 15 años fue expulsado esta semana del Colegio River Plate por difundir un video en el que se lo ve manteniendo sexo con una compañera de la institución, sumando un nuevo caso a un fenómeno al que se conoce como sexting y que viene en crecimiento en la Provincia de Buenos Aires y la Capital Federal, donde cada mes se realizan al menos 120 denuncias por ese delito.

Esta práctica es conocida como sexting.

Hacer conocer este tipo de imágenes se volvió un hábito según la ONG Bullying Sin Fronteras, que indicó que uno de cada dos varones admitió enviar fotos desnudo o semidesnudo y en poses provocativas, publica hoy el Diario Popular.

La familia del menor que estudiaba en el barrio porteño de Núñez interpuso un amparo en la Justicia para conseguir su reincorporación, aunque tanto un juez en primera instancia como la Cámara Nacional en lo Civil convalidaron la decisión del establecimiento educativo.

La estadística indica que los hombres realizan esta práctica más que las mujeres. 

Así, el joven ingresó en la lamentable estadística de la ONG, que certifica que el sexting le trajo problemas a una de cada cinco personas en ámbitos como su casa, la escuela, su grupo de amigos y hasta en el plano judicial.

En este caso particular, el joven difundió el video a través de WhatsApp, como ocurre con 9 de cada 10 encuestados por Bullying sin Fronteras, siendo las redes sociales Facebook y Snapchat otros canales mucho menos frecuentes que derivan en la viralización de un encuentro íntimo.

El director del colegio, Gastón Corti, dijo que el menor afectó "el derecho a la intimidad y a la privacidad de una adolescente", por lo que calificó al hecho como de "extrema gravedad" y le aplicó el derecho de admisión, por considerar que ya tenía problemas de conducta previos.

Ver: El truco para que los demás no escuchen los audios de Whatsapp