Las dudas de los mendocinos respecto del blanqueo de capitales - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 30 Sep 2016

Esta semana, la Cámara de Senadores de Mendoza dio el paso fundamental para que la provincia esté incluida en el sistema de sinceramiento fiscal, relacionada con la Ley Nacional 27.260, que estipula el nuevo régimen de excepción y blanqueo de capitales.

En términos generales, se trata de un sistema voluntario y excepcional para declarar la tenencia de dinero y bienes a cambio de no pagar impuestos previos.

En ese contexto, esta semana la firma KPMG, una de las líderes en servicios de auditoría, organizó un seminario en Mendoza a efectos de explicar los pormenores del “sinceramiento”. Lo hizo de la mano del estudio contable Herrera y Ontiveros.

Pablo Coccorullo y Gerardo Ontivero

“Este blanqueo es una oportunidad, y hay que verlo como tal, para dejar de jugar un poco a las escondidas y empezar a vivir una vida fiscal un poco más cara pero también un poco más tranquila en cuanto a movimientos de dinero y demás”, dijo al Post Pablo Coccorullo, manager tex & legal de KPMG.

-Es cierto que hay interés por saber, pero también hay cierta reticencia a blanquear dinero, sobre todo en los mendocinos. ¿Cómo se entiende?

-Es muy buena tu pregunta y te doy una doble respuesta. Primero, lo que tiene de bueno esta norma es que si tenés dinero afuera no hay necesidad de traerlo. Si mirás los blanqueos anteriores, obligaban a repatriar los fondos.

-¿Y eso es bueno?

-Sí, por la seguridad que da tener los fondos fuera del país en muchos casos.

Poca gente por ahora ha ingresado al blanqueo

-¿Y lo segundo?

-Sí hay mucha expectativa, pero es cierto que falta todavía que haya algunas aclaraciones por parte de la AFIP. Hay muchos puntos grises en la norma.

-¿Por ejemplo?

-Por ejemplo, sociedades en el exterior, qué pasa con los dividendos que vayan a distribuir a futuro, qué pasa cuando haya que hacer un cambio de titularidad… hay cuestiones más técnicas respecto de eventuales inconstitucionalidades de los decretos, que como son dictados por el Poder Ejecutivo no podrían agregar cosas que la ley 27.260 no dice.

-¿Entonces?

-Hay inconstitucionalidades que no se podrán resolver en el corto plazo, pero zonas grises que sí.

-Esto explicaría por qué la gente es reticente a blanquear.

-Sí, y hay algo más. Lo otro que está deteniendo un poco la cuestión del blanqueo, es la especulación respecto de lo que sucederá con el tipo de cambio. Porque la norma congela el tipo de cambio al 22 de julio, a $14.81. Entonces, si yo quiero blanquear 100 mil dólares y tengo que hacerlo ahora, voy a pagar el 10% de esa plata al precio del dólar mencionado. Ahora bien, si el tipo de cambio sube y a fin de año lo tenemos a $17, conviene mucho más. Por eso mucha gente dice “No den el clic todavía hasta que no suba el tipo de cambio”. Como sea, nunca en mi vida vi un movimiento tal como el que se vive con este sinceramiento.

La AFIP aún tiene cosas que aclarar

-¿Es para tanto?

-Sí, nosotros tenemos muchísimas reuniones, muchísima gente interesada y muchísima gente esperando.

-El tema parece complejo también por el hecho de que no todos los casos son similares: hay diversos orígenes de dinero, diferente uso que le quiere dar cada uno. Por ejemplo, detectamos que hay mucho interés de gente grande que le quiere heredar ese dinero a sus hijos.

-Como bien vos comentas, hay un panorama de gente que quiere blanquear que es enorme y heterogéneo. Desde quien tiene una cuenta en EEUU, en Suiza o aquel que tiene patrimonio a través de un fideicomiso en el exterior, y el punto de herencia es un punto fundamental en el análisis. Por eso, es fundamental el asesoramiento. Si después se avanza o no se avanza es otro tema, lo fundamental es sentarse con un especialista, sea quien fuere. Pero que vean la oportunidad que tienen y que vean los beneficios de ingresar.

-Insisto con el tema de la herencia…

-A fines hereditarios, hay montones de personas que quieren resolver sus problemas para generaciones futuras. Porque hay ingresos en negro que, al momento de recibirlos los herederos va a generarles un problema porque no van a poder explicar de dónde salió ese dinero.

Coccorullo estuvo en el Post

-En el contexto de un mundo donde cada vez es más complicado manejar una economía en negro, también parece conveniente blanquear…

-Sí, el tema es que el argentino tiene una tendencia a trabajar en negro que es sorprendente, producto en parte del sistema tributario que es leonino. El Impuesto a las Ganancias es excesivo, los impuestos provinciales son excesivos, por lo cual hace falta un cambio a las leyes. Pero es como decís: hay un mundo que se va cerrando, cada vez cuesta más trabajar en negro. Eso en el contexto nacional e internacional. Por ejemplo, nunca pensé que Suiza iba a abrir las cuentas de sus bancos. Incluso, EEUU está abriendo sus puertas y decidió un intercambio de información con Argentina. El Mundo se cierra y la Argentina se cierra.

-¿Y por qué no creer que habrá otro nuevo blanqueo? Es algo común en Argentina.

-Yo tengo mis dudas, se viene hablando del “último blanqueo” desde 1840, cuando fue el primero. No creo que sea el último, pero sí te puedo asegurar que en este caso hay ventajas únicas.

-En el evento que hicieron ayer, ¿eran todos mendocinos?

-En un 90% eran mendocinos, sí. Lo que hicimos fue abrirles la inquietud para que se informen, con nosotros o con otros. No era la idea vender nuestros servicios.

-¿Un último concepto sobre el sinceramiento?

-El blanqueo no es un final, es un principio. El que lo hace arranca a una nueva vida fiscal y tributaria.