Habló el papá del nene que murió en el Notti - Mendoza Post
Sábado 24 Sep 2016
porAna Montes de Oca
Periodista

Mario Aguilera, el papá del pequeño Enzo, que falleció la semana pasada en el hospital Notti y cuya muerte fue tomada por el titular de la Asociación Hagamos Algo por los Chicos con Leucemia, Omar Sánchez, como supuesta prueba de la existencia de una “bacteria mortal” intrahospitalaria.

Según declaraciones de Sánchez a algunos medios locales, se trata de una bacteria “come carne” y, en su comunicado, aseguró que “el niño no pudo ser velado y tuvo que ser cremado, por el contagio potencial que podría producir la exposición del cuerpo”.

Mario Aguilera, papá del pequeño Enzo habló con el Post y explicó que el cuerpito fue cremado por decisión de la familia.

“Después que falleció mi hijo, yo le consulté a uno de los médicos si podíamos cremarlo porque velarlo en el estado que estaba era muy chocante. La bacteria iba a seguir comiendo, cuando empezó tenía en los pies y cuando murió ya tenía afectado más arriba de la cintura. No quería que lo vieran así mis suegros ni mis cuñadas que venían de Chile”, aclaró.

El Notti no ocultaba ninguna bacteria

¿Qué pasó?

Enzo padecía de Leucemia Linfoblástica y se la habían diagnosticado en abril. Había terminado la semana anterior de hacer su tercer bloque de quimioterapia y ya había regresado a Alvear, donde la familia se había venido desde Chile en febrero de este año.

“El lunes fuimos a Mendoza al control rutinario. Enzo estaba re bien, el domingo fuimos caminando al Vea del Shopping y estaba muy bien”, recordó Mario.

Luego contó que en el control le descubrieron que tenía un poco de fiebre y entonces se decidió hospitalizarlo para ponerle plaquetas “pero era algo de unas horas, después ya nos íbamos a ir”.

Pero no pudieron. En los días siguientes Enzo empeoró y “la doctora Martín nos dijo que tenía una bacteria que se había contagiado en el hospital. Después el doctor Arbesú (el hematólogo) nos dijo que la bacteria avanzaba muy rápido y que ya no había mucho por hacer”

Según informó el director del Notti al Post, la bacteria era una aeromona, algo que puede causar gastroenteritis en una persona sana, pero en el cuerpito de Enzo, casi sin defensas, la bacteria causó una infección llamada Fascitis Nectrotizante: una infección donde los vasos sanguíneos se inflaman de tal modo que no permiten el paso del oxígeno, provocando la muerte de los tejidos.

Rufeil le explicó al Post de qué bacteria se trataba 

Sin embargo, los médicos no le explicaron a Mario, ni a la madre del niño, que si Enzo no hubiera tenido Leucemia la bacteria no lo hubiera afectado mortalmente.

¿Para qué el miedo?

Omar Sánchez emitió el comunicado sin hablar ni con Mario ni con nadie de la familia. “Yo le hice un comentario en el Facebook de que las cosas no eran como él decía y él me escribió por Messenger preguntándome cómo había sido, pero despúes de escribir todo eso que no era”, aclaró Mario.

Este papá en duelo tiene que contener a su mujer y a su hijita, y al mismo tiempo lidiar con su propio dolor mientras ve publicaciones donde el nombre de su hijito aparece en medio de hechos que no son ciertos. “Leí que dicen que yo voy a hacer juicio, yo no quiero hacer ningún juicio lo único que quiero es que se dejen de inventar cosas y nos dejen tranquilos”, pidió.

Omar Sánchez no dijo la verdad

Y por respeto a él, a toda su familia y sobre todo, a la memoria de Enzo, no vamos a hurgar en cuáles son las intenciones de Omar Alfredo Sánchez  en sacar un comunicado aterrador para aquellas familias que tienen niños internados en el Notti.

Nos alegramos de que sea mentira.