Denunció que en Walmart lo trataron de ladrón - Mendoza Post
Viernes 23 Sep 2016
porFlorencia Silva
Editora Post

Una tarde de domingo en familia, aprovechando el tiempo libre para hacer compras sin el apuro del reloj, se convirtió en un momento de angustia y vergüenza. Es el caso de un mendocino que fue maltratado y acusado, injustamente de ladrón, por el personal de Seguridad de Walmart de Dorrego.

El hombre asegura que los efectivos dieron por hecho que él era un ladrón.

Luis Confortola contó al Post que el domingo pasado fue a ese hipermercado, ubicado en calle Moldes y Acceso Sur de Guaymallén, junto a su esposa, su beba y su suegra, para comprarle una mochila a su hijo. Cuando se encontraban en el salón de ventas, se acercó personal de Seguridad y le dijeron  que tenía la entrada prohibida al establecimiento, que estaba acusado de robo y que los acompañara. 

El hombre fue escoltado por los dos efectivos, ante la angustia de su familia y la mirada acusatoria de todas las personas que se encontraban comprando en ese momento. Al llegar a una suerte  oficina, los empleados de Seguridad trajeron un cuaderno en el cual consignaban hechos de robo y similares, le mostraron la foto de un hombre y le preguntaron si era él. Luis respondió que no. Posteriomente le preguntaron el nombre y, al decir su identidad que no coincidía con el que tenían registrado, lo increparon diciéndole: "¿Estás seguro?". Recién en ese momento le pidieron el DNI.

Luis Confortola.

Liberado de la situación, Luis pidió hablar inmediatamente con la persona encargada de la sucursal en ese momento, Andrea Crespo, que le informó que ella no podía hacer nada. Solo le sugirió que hiciera su descargo en el libro de quejas.

Cabe destacar que, a raíz del momento vivido,  Luis sufrió una suba de presión y su suegra se descompuso.

La palabra de la empresa

Por otro lado, el Post se comunicó con Juan Pablo Quiroga, gerente de Walmart Argentina, quien se comprometió a investigar el hecho ocurrido en Mendoza. Sin embargo, consignó que, en este tipo de situaciones, muchas veces hay solo registro facial debido a que, cuando una persona roba, queda captada en las cámaras de Seguridad. Quiroga afirmó que, si bien el supermercado se reserva el derecho de admisión, cuando se detiene a una persona debe existir un convencimiento sólido de que ha cometido un ilícito.

Ver: Ciudad: denuncian a una tienda de deportes por discriminación