Cómo fue la negociación para la fórmula Cornejo-Montero - Mendoza Post
Miércoles 4 Feb 2015Miércoles, 04/02/15 atrás
porCarlos Fernández
Periodista

 La fórmula radical que buscará en Mendoza ocupar el sillón de San Martín fue acordada el 18 de enero antes de las ocho de la tarde en la casa del senador Juan Carlos Jaliff, y antes también de que el país supiera de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Esto sucedió con la presencia de Alfredo Cornejo, Julio Cobos y el hombre que otrora fuera vicegobernador provincial y titular del INV en tiempos de Celso Jaque (gobernador) y Cobos vicepresidente.

El proceso inició bajo la tutela y coordinación del mismo Jaliff, un incondicional de Cobos, que en ese momento seguía teniendo relaciones con el intendente de Godoy Cruz y con quien tenía charlas periódicas. En sus conversaciones seguían analizando la situación preelectoral y el hecho de haberse ganado la confianza tanto de Cobos como de Cornejo facilitó las cosas.

En ese momento Cobos tenía distintas presiones tanto para que fuera candidato a Gobernador de Mendoza, como para que no se bajara de su precandidatura a Presidente. Estas últimas provenientes de Buenos Aires.

La fórmula mixta espera ganarse la confianza de las mendocinas.

Y a pesar de que públicamente pareció que en algún momento el exvicepresidente de Cristina iba a ceder a la tentación de volver a la provincia para suceder a Paco Pérez, a sus íntimos ya les había confirmado y reiterado que tenía muchas ganas de seguir con su proyecto presidencial.

Por ello es que en un momento clave Cobos le solicitó a Jaliff que hablase con Cornejo, quien a su vez ya conversaba con el propio Jaliff incluso de la posibilidad de enfrentar a Cobos en una PASO.

Las conversaciones iniciaron el 17 de enero y el domingo 18 se cerró el pacto que más tarde saldría a ventilar en forma pública el mismo Cobos.

En las consideraciones pesó el hecho de que la candidatura por la vicegobernación debía ser una persona totalmente identificada con Cobos, para que se demostrara que Julio estaba involucrado. Se concluyó entonces que la mejor candidata podía ser Laura Montero y su condición de mujer hizo que cerrara todo y se aprobó que la fórmula fuera mixta.

Ahora resta saber quiénes serán los candidatos en los departamentos.

Al otro día, el 19 de enero, cuando por la mañana se conoció el deceso trágico de Nisman, Cobos les contó lo definido a Mario Abed, a Enrique Vaquié y a la misma Montero. 

En esas comunicaciones Cobos les confió que había decidido no ser el candidato de la UCR para Mendoza y que el mejor candidato era Cornejo. 

Hubo algunos berrinches pero en general se aceptó el acuerdo. Montero entonces analizó si sería bueno ser candidata a vicegobernadora pero la convencieron que sí lo era y aceptó.

A esa altura Abed ya había casi decidido quedarse como candidato a intendente de Junín con el fin de cuidar el territorio que gobierna en el Este mendocino. El año pasado Cobos había sugerido en algún momento que el mejor candidato para Gobernador era  Abed.

Si bien ahora resta conocer quiénes serán los candidatos a intendentes en la mayoría de los departamentos locales algo es seguro: donde se vaya a las PASO, la fórmula Cornejo - Montero no se va a involucrar.

Siempre pensando en la inconveniencia de enfrentamientos inevitables es que desde la misma cúpula radical se buscarán consensos con quienes miden y aspiran a una intendencia.

Cobos también influirá en lo que se decida en la próxima convención radical del 14. 

Y la situación de la convergencia electoral en Mendoza no es ajena a lo que sucede a nivel nacional con el partido de Leandro N. Alem.

No es fácil de solucionar lo que está sucediendo en ese partido político hoy. De hecho la convención del 14 será una de las más importantes de su historia.

Las tres posturas se desvelarán por defender lo que consideran, en sus modos particulares, lo mejor. El radicalismo entonces definirá si sigue con UNEN, con Mauricio Macri o con Sergio Massa. 

A pesar de esto último, Cobos ha expresado que se siente muy bien en las recorridas que realiza por el país y por lo tanto la pelea la seguirá dando a nivel nacional.