A la espera del reordenamiento del peronismo - Mendoza Post
Jueves 15 Sep 2016
porWalter Schmidt (*)

"Las elecciones legislativas del año que viene van a funcionar como el verdadero ordenador del peronismo, porque no hay ningún líder que pueda tomar la posta", reflexionó un experimentado dirigente del PJ.

Claramente los nuevos liderazgos, si es que el PJ se reordena como lo hizo históricamente, surgirán de los nuevos gobernadores como Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos) o Domingo Peppo (Chaco); los mandatarios provinciales no afectados por la debacle kirchnerista como Juan Manuel Urtubey (Salta); y dirigentes que se alejaron del partido como Sergio Massa.

En ese esquema, la nueva CGT conducida por Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer, pretende amalgamar a todos los sectores en pugna detrás de un nuevo "proyecto nacional" justicialista.

El contacto del triunvirato con el sanjuanino José Luis Gioja en su carácter de titular del PJ Nacional, con los intendentes bonaerenses representados en el flamante Grupo Esmeralda, con la Iglesia y próximamente con los gobernadores peronistas, deja una impronta que intenta recrear los lazos entre el peronismo y la central obrera.

Florencio Randazzo ha comenzado a moverse con la idea de evaluar si es factible su candidatura el año próximo por la provincia de Buenos Aires o no.

No está claro, en verdad, si Randazzo mide mucho mas que el ex candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli.

No obstante, algunas encuestas dividen en tres la estratégica provincia de Buenos Aires: el oficialista Cambiemos, el massismo y el kirchnerismo.

Si bien todos los actores políticos coinciden que "no queda otra que esperar para ver cómo se presenta el gobierno de Macri, atado a la performance económica", tanto Cambiemos como el peronismo ya tienen decidido participar con candidatos y estructura propia.

La duda recae en Sergio Massa, que coquetea con Margarita Stolbizer y compañía, pero alejando a los dirigentes justicialistas; y viceversa. O que se pone el traje de opositor al gobierno de Mauricio Macri pero prácticamente co-gestiona con la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Massa está lanzado decididamente a la oposición pero sin intenciones de regresar al PJ, salvo -como dicen cerca de él- "que el peronismo lo vaya a buscar".

No es en principio lo que estarían tramando los gobernadores peronistas y los intendentes del Grupo Esmeralda, estos últimos hoy por hoy los dirigentes justicialistas mas representativos de la provincia de Buenos Aires con Martín Insaurralde, Gabriel Katopodis y Juan Zabaleta a la cabeza.

Ellos concentran la renovación en el PJ y pretenden depurar el peronismo bonaerense empezando por la remoción del matancero Fernando Espinoza como titular del PJ provincial y no recurrir en modo alguno al ex intendente de Tigre.

Obviamente en ese camino hay obstáculos. El propio Espinoza alimentó el armado de un grupo paralelo de intendentes, el Grupo Fenix, para quitarles el protagonismo.

En tanto los gobernadores no piensan meterse en territorio bonaerense para la campaña del 2017. No sólo estarán ocupados en revalidar en sus territorios sino que la idea es que con los resultados de los comicios en la mano, se determinen ganadores y perdedores y desde allí iniciar primero la verdadera renovación peronista y recién después ponerle nombres a las aspiraciones de poder del PJ.

(*) Especial para Mendoza Post